11avo. PRINCIPIO DEL DESAPEGO

"NO IMPORTA EN QUÉ BANDO TE HAN PUESTO LOS ACONTECIMIENTOS DE LA VIDA, LO QUE IMPORTA ES QUE COMPRENDAS QUE TÚ NO HAS ELEGIDO NINGÚN BANDO"

PARTE “A”

Saludo amigo, saludo quien quiera que seas, no importa cómo te llamas, en qué país naciste, qué edad tienes, a cuál raza perteneces, qué color tienes, no importan tus credos filosóficos, no importa la religión que profesas, no importa con quién estás casado, si tu mujer es linda, bella o fea, no importa cuántos hijos tienes, no importa qué posición económica o social sostienes, no importa cuál es tu profesión, no importa qué cargo tienes, no importa dónde vives, no importa nada de eso, no importa qué grado de inteligencia tienes, qué capacidad mental, no importa cuál es tu capacidad de hacer, no importa qué deportes practicas, a qué partido político asistes o perteneces, sigo diciendo que no importa nada de eso, no importa si eres gordo o flaco, joven o viejo, si tus ojos son lindos o no, nada de eso importa.

Me estarás preguntando quizás por qué no importa nada de eso, muy sencillo, nada de eso importa porque nada de eso es tuyo, nada de ésto es tuyo...

  • ¿Cómo es eso?... Sencillo, vamos a ver... Supongamos que hayas nacido en Venezuela
  • ¿Tú elegistes nacer en Venezuela?... Supongamos que tú eres de la familia Rodríguez
  • ¿Tú elegiste nacer en la familia Rodríguez?
  • ¿Tú elegiste nacer rico o pobre?
  • ¿Tú elegistes pertenecer a tal o cual partido?... Tu puedes creer que sí,
  • Supongamos que tienes la profesión de médico... ¿Qué te llevó a ser médico?,
  • Tú dirás, bueno, yo lo decidí en bachillerato. Entonces, yo te contesto,
  • ¿Qué ha hecho que tú decidieras ser médico?
  • ¿Tú has creado las causas para ser médico?
  • ¿Tú has hecho que atraiga tu atención la medicina?
  • ¿O algo ha atraído la atención tuya hacia la medicina?...

Sí amigo, es difícil, hay que meditar profundamente para comprender el significado de lo que te estoy transmitiendo.

NO IMPORTA EN QUÉ BANDO TE HAN PUESTO LOS ACONTECIMIENTOS. Repito, No importa en qué bando te han puesto los ACONTECIMIENTOS, lo que sí importa es que debes comprender que tú no has elegido ningún bando, tú no has elegido nada en tu vida, causas totalmente ajenas a tu voluntad te han llevado hacia donde te encuentras hoy; no importa cuál es tu posición, no importa cuál es tu actitud, no importa cuál es tu comportamiento, no importa lo que eres, ni importa lo que tienes, tú no has elegido nada de ésto, absolutamente nada.

Causas incrustadas en ti desde la niñez cuando ni siquiera tenías uso de razón... Comportamientos de tu medio ambiente, de tu familia, datos que ha recibido tu cerebro, tus emociones, hábitos que te han enseñado, maneras de ser, maneras de pensar; pero tú no has elegido nada de ésto. Así que lo importante es que comprendas ésto, que tú no has elegido ningún bando, que no has elegido nada y que no importa donde te tienen puesto los acontecimientos. Este es el décimo primer Principio, este es el Principio de Luz que va a iluminar tu vida para sacarte de la esclavitud, del orgullo, de la vanidad, de la crítica, del juicio, de la condena, del defender lo tuyo, de acusar al otro y de la comprensión perfecta del por qué estás aquí donde tú estás en estos momentos.

Repito, el Principio reza lo siguiente NO IMPORTA EN QUÉ BANDO TE HAN PUESTO LOS ACONTECIMIENTOS, LO IMPORTANTE ES QUE COMPRENDAS QUE TÚ NO HAS ELEGIDO NINGÚN BANDO”...

Sí amigo, esa es una gran verdad, una verdad sumamente difícil de asimilar, una verdad difícil de comprender y lo peor de todo es una verdad difícil de aceptar, nuestro orgullo no puede aceptar el hecho de que nosotros no hayamos decidido nada en nuestra vida... Nuestro orgullo normalmente proclama todo como suyo, absolutamente todo, pero un profundo análisis de ti mismo te llevará a la verdad de este Principio, te llevará a la Luz y te liberará del fantasma de un montón de mentiras, de un montón de conflictos... Tú no has elegido nada en tu vida, todo sucedió en tu vida sin que tú tengas nada que ver con ésto. ¡Esa es la Verdad!... Retrocedamos a tu niñez...

  • ¿Tú has elegido el kinder donde tus padres te han puesto?
  • ¿Tú has seleccionado los amiguitos que ibas a tener en el colegio?
  • ¿Tú elegiste a la maestra?
  • ¿Tú hiciste que la maestra se comportara de tal o cual manera?
  • ¿Tú has elegido a tus hermanos, tú les díjiste a tus padres que fabricaran a un hermano de tal o cual característica y se comporte contigo de tal o cual manera?...

Cuando eras niño, ni siquiera tenías uso de razón y el medio ambiente, la familia, te mandaban impresiones, millones de ellas todos los días; te han modelado como plastilina: “Hijo, haz ésto”, “hijo haz lo otro”, “tú tienes que hacer ésto”, “tú tienes que hacer lo otro”, y como seres imitativos que somos cuando somos niños, has imitado en miles y miles de cosas a tus padres, a tu papá, a tu mamá, a tus hermanos.

Quizás has visto cine, has visto televisión, has leído libros; los héroes de estas películas, los héroes de los libros, nos impresionaban, los amiguitos de juegos nos impresionaban. Durante muchos años de nuestra vida, amigo, hemos sido influenciados; influencias tanto internas como externas nos han creado miedos y los miedos nos influencian.

Hemos tenido necesidades y la necesidades también nos influencian. Nuestros maestros en el bachillerato nos influencian sin darnos cuenta, hemos leído periódicos, hemos salido con chicas, hemos tenido compañeros en la Universidad, todos ellos nos influencian sin que nosotros nos demos cuenta y nuestro cerebro, nuestra mente y nuestras emociones reciben datos, y esos datos se unen unos a otros y forman lo que hoy conocemos como nuestro carácter, como nuestro genio, y han sido los causantes de las decisiones más o menos conscientes que hemos podido tomar en la elección de la carrera, en la elección de la esposa, en la elección de la urbanización en donde vivimos, del tipo de casa, del tipo de amistades, del tipo de vehículo que tenemos, del club deportivo, del partido político... ¿Has elegido ser cristiano?... Supongamos que lo fueras, no obstante, has sido impresionado por esta religión.

Creo que tú eres un hombre sensato, creo que tú tienes Sentido Común y también creo que comprendes el porque tú no has elegido nada de lo que tú tienes o lo que eres hoy; causas ajenas totalmente a tu voluntad te han influenciado en tu más tierna infancia y te han llevado a hacer lo que tú haces hoy. Y así amigo, nos sucede a todos nosotros, así les sucede a todos los seres humanos que moran en este planeta... Tú no has elegido ningún bando, compréndelo! y no importa en qué bando te han puesto las circunstancias y los acontecimientos...

¿Cuáles son las conclusiones, amigo, de esa comprensión?. Las conclusiones son las siguientes: A partir de hoy y a medida que escuches este mensaje una y otra vez, tú podrás comprender que ya no tienes nada que defender porque nada es tuyo. Tus ideas, tus pensamientos, tus opiniones, tu manera de ver la vida, tú no tienes que defender nada de eso; tampoco tienes que atacar la manera de ser de otras personas porque ellos tampoco han elegido ser como son hoy, las circunstancias los han puesto ahí donde están en este momento.

  • ¿Entonces, qué sentido tiene el atacarlos?
  • ¿Qué sentido tiene que tú seas orgulloso de lo que tienes?
  • ¿Acaso tú lo lograste?...

Yo sé que ésto te va a chocar pero eso es la verdad. Si tú has comprendido que causas ajenas a tu voluntad conciente te han llevado a tener lo que tú tienes hoy, lo que tú eres hoy, entonces, ¿Qué sentido tiene estar orgulloso?, ¿Qué sentido tiene condenar?... condenar el comportamiento de otra persona, juzgar, criticar, no tiene ningún sentido, no tiene ningún sentido amigo. Todas las personas que tú conoces son lo que son por causas ajenas a su voluntad, totalmente ajenas a su voluntad; somos como aparatos, somos como cassettes donde nos han impreso y grabado un montón de datos, percepciones emociónales, ideas, pensamientos; nos han dicho compórtate de tal o cual manera, haz tal o cual cosa y nosotros sencillamente somos repetidores. Somos máquinas repetidoras de lo que hay dentro de nosotros, en sus diferentes combinaciones.

Así que la condena a sí mismo y hacia los demás, el juzgar, el criticar, el ser orgulloso, engreído, presuntuoso, el creerse superior a los demás o creer a alguien inferior a ti, es una soberana estupidez... Si las circunstancias te han puesto en un punto de superioridad, bueno, realmente no eres superior, ¿no?... p orque tú no hicistes nada para ser superior, a lo mejor tú naciste en un medio ambiente favorable por alguna u otra razón y otro nació en un ambiente menos favorable. ¿Acaso es esto una razón para condenarlo, para creerse una gran cosa, para presumir?. Nada de eso amigo.

Repito, en este momento apelo a tu Sentido Común, tú sabes que eso es verdad. Luego, si cada ser humano no ha decidido su situación actual, su manera de ser, y su manera de vivir sino que ha sido impulsado por influencias y causas ajenas a su voluntad, entonces la sociedad también está en la misma situación, el mundo está en la misma situación. Influencias poderosas llevan a la sociedad a actuar de tal o cual manera, llevan a un país a actuar de tal o cual manera. Esto quiere decir que Venezuela no es mejor que Colombia y que Estados Unidos no es mejor que Rusia y que el capitalismo y el comunismo y la filosofía existencialista o la anarquista, el militarismo o el socialismo, el musulmán y el cristiano, el blanco y el negro... Verás amigo, ninguno ha elegido ésto, a la gente le ha sucedido eso, se encuentran ahí debido a influencias muchísimo más poderosas que ellas mismas.

¡Despierta a esa realidad, reflexiónala, medítala!. La mejor manera de comprenderla es que tú te des cuenta que tú no has elegido ningún bando, tienes que darte cuenta, tienes que analizarte.

Si tú eres bueno, a lo mejor tus padres te inspiraron a ser bueno, no eres bueno porque tú lo has querido; no te han puesto a elegir a la edad de 5, 6, 7 años el tipo de vida que quieres vivir, no, no, no, cuándo tu ibas a nacer, ¿verdad?. Nadie te ha dicho: ¿Mira, prefieres la bondad o la ignorancia?, ¿La comprensión o la estupidez?, sencillamente, si tus padres te han influenciado a ser bueno entonces por eso eres bueno, así que no tienes porqué estar orgulloso de ese hecho, y tus padres a su vez han sido influenciados, y los que los influenciaron a ellos a su vez han sido influenciados.

Por eso date cuenta, comprende que tú no has elegido nada de tu vida, ni tu estatura, ni tu color de piel, ni la cantidad de dinero que tienes en el bolsillo, ni el trabajo que llevas. Velo con tu propia esposa:

  • ¿Qué te llevó donde tu esposa?
  • ¿Tú la has elegido, cierto?...

Vamos amigo, a través de muchos años has sido bombardeado por las influencias, percepciones e imágenes acerca de mujeres en general y sencillamente ella se adaptó, más o menos en un momento dado, a esas influencias. Puede ser linda, puede ser fea, puede ser inteligente, puede ser tonta, puede ser estéril como puede tener diez hijos, ni ella ni tú han decidido nada, te sucedió que la encontraste, le sucedió a ella que te encontró, te sucedió llegar a una profesión, te sucedió trabajar en un sitio, dentro de las alternativas que tenías a tu alcance.

Ya sé, veo que estás pensando en la senda correcta, sí amigo, somos nada, somos un cuerpo con unas mentes, unas emociones, que en un momento dado, al nacer estaban aparentemente vacíos. En este momento nos encontramos con miles y miles de pensamientos, ideas, datos, emociones, miedos, necesidades, temores, problemas, conflictos, todos esos están en nosotros pero no son nosotros...

Nosotros hemos sido un corcho llevado por las olas en pleno océano y lo seguimos siendo... Somos esclavos de las influencias, las influencias que recibimos todos los días a través de nuestros cinco sentidos, y de nuestra mente y emociones... Somos nada, somos esclavos totalmente; estamos programados, estamos programados por influencias estelares del medio ambiente, de la política, de la profesión, y tratamos de hallar la vía más clara, la más idónea, según nuestra manera de ser actual; pero somos esclavos, somos nada, no hemos elegido nada, nada... No hemos elegido nada... nada...

  • ¿Te gustan las alcachofas?... ¿Por qué te gustan las alcachofas?
  • ¿Por qué te desagrada la yuca?
  • ¿Por qué algo te puede agradar y otra cosa te puede desagradar?... ¿No tiene lógica, verdad?
  • ¿Cuáles son las influencias, las causas que hicieron que tal o cual cosa te agraden y otras te desagraden?
  • ¿Por qué haces tal o cual cosa y no otra cosa?
  • ¿Por qué apoyas a lo mejor al capitalismo contra el comunismo?
  • ¿Cuáles son las causas profundas a que te han llevado?
  • ¿A qué influencias has sido sometido para decidir por uno y no por otro?....

Sí amigo, somos esclavos, somos esclavos de las circunstancias. Todo nos ha sucedido. Hemos sido programados, hemos sido llevados, hemos sido llevados en ese océano de la vida para arriba y para atrás, adelante y abajo... ¿Quién sabe en qué posición te encuentres hoy?. Pero... eso no importa, lo importante es empezar a pensar:

  • ¿De qué manera te puedes liberar de esa situación?
  • ¿Cómo es que una persona puede lograr decidir en su vida?

Si tú has comprendido la Verdad del 11avo. Principio, de que tú no has elegido ningún bando, de que todo te ha sucedido, de que no importa en qué bando te encuentras ahora, en qué situación; entonces eres un candidato al libre albedrío, eres un candidato para empezar a ver cómo puedes liberarte de todo aquello que no es tuyo y empezar a hacer lo tuyo... Empezarás a comprender por qué tal o cual cosa te sucedió, llegarás a la causa de tu vida.

Pero... es condición indispensable que comprendas que tú no has elegido ningún bando, tienes que comprenderlo y tienes que aceptarlo, comprenderlo y aceptarlo, y ese es un trabajo largo y penoso... Ese trabajo empieza de la siguiente manera:

Primero, empieza a escuchar este mensaje durante 49 días, todos los días, al acostarte y al levantarte... y te hacemos una advertencia: No tienes que permitir que el desaliento y el desánimo y la depresión se apoderen de ti. Tienes que ser fuerte... El comprender de repente que uno no ha elegido ningún bando puede hacerte perder pie y ponerte en peor situación en vez de mejorarte, así que tienes que ser fuerte...

Luego, durante esos 49 días, cada vez que vas a hacer algo tienes que despertar al hecho... Vamos a suponer que tú dices: “Vamos al cine”; entonces, despierta y pregunta: ¿Quién quiere ir al cine?, ¿Cuáles son las causas que me están llevando al cine?... Y descubrirás que no tienes libre albedrío, que no eres tú el que está decidiendo ir al cine, que algo dentro de ti te está llevando al cine.

¿Te sulfuras con alguien?... Despierta y párate y di: ¿Por qué me he sulfurado?, ¿Qué ha hecho que yo pierda el control sobre mí mismo?... Y tú te darás cuenta que no ha sido una decisión libre, la decisión de un hombre libre. Tú te darás cuenta que tú no has querido sulfurarte, así sucesivamente.

Vas a compras algo, hazte la pregunta: ¿Qué me está llevando a comprar ésto?... ¿Cuáles son las causa que me están impulsando a comprarlo?... Tienes que ser muy objetivo, muy imparcial, muy honesto contigo mismo. Debes tener la actitud de una persona deseosa de saber la verdad, de una persona deseosa de comprobar la veracidad de este Onceavo Principio.

Estudia a los demás, ve lo que hacen y hazte la pregunta: ¿Amigo, qué te ha llevado a hacer tal cosa, tú mismo lo decidiste?... Tú sabes que el orgullo dirá que: Sí, yo lo he decidido por tal y tal y tal y tal y tal causa... Pero es absurdo porque la mayoría de las personas hacemos cosas tan sin sentido, tan descabelladas, que es imposible que una voluntad consciente decida hacer cosas en perjuicio de uno mismo. ¡Es imposible!... Tú tienes Sentido Común amigo, tú sabes que eso no es así.

Así que durante esos 49 días, no basta que comprendas el mensaje ahora, tienes que comprenderlo todos los días... Recuerda que en ti tienes la ilusión de haber decidido tu vida, tienes la ilusión muy arraigada en ti, tienes los hábitos de condenar, de juzgar, de enjuiciar, de ser orgulloso, vanidoso, engreído, de creerte superior a los demás, de defender lo tuyo, de atacar lo de los demás y ésto no sale de la noche a la mañana... ¡Así que ármate de valor!...

Y manos a la obra de esa primera parte del 11avo. Principio... Tú no has elegido ningún bando, compréndelo, todo te sucedió tal como llueve. [Top]


11avo. PRINCIPIO DEL DESAPEGO

 "NO IMPORTA EN QUÉ BANDO TE HAN PUESTO LOS ACONTECIMIENTOS DE LA VIDA, LO QUE IMPORTA ES QUE COMPRENDAS QUE TÚ NO HAS ELEGIDO NINGÚN BANDO"

PARTE “B”

 Muy bien amigo, sé que no ha sido fácil para ti leer (o escuchar) la primera parte de este Principio. Si has comprendido su contenido, lo has meditado, debes de haber llegado a la siguiente conclusion: “Si yo no he elegido nada, absolutamente nada acerca de mí mismo, entonces:

  • ¿Qué es o quién es el que lo ha elegido?.
  • ¿Qué fuerza, qué poder me ha llevado a ser lo que yo soy hoy?.

Es una conclusión muy lógica... Amigo, el cúmulo de datos, de personalidad, carácter, genio, fortuna, posición económica, pensamientos, ideas, todo lo que tú consideres que eres hoy, vamos a llamarlo tu Personalidad, ese es el papel que estás jugando en este momento en la vida. Tú estás jugando el papel de una persona, así, así, así, así que vive así, que hace ésto, que hace aquello; todo esto no eres tú, todo eso es un papel. Tu Personalidad y todo eso han sido atraídos. ERES TAL CUAL ERES POR CAUSA DE TU ESENCIA.

La Esencia es aquella parte de nosotros, del Ser, es aquella parte de Chispa Divina que está en nosotros, nuestro otro Yo, nuestro Yo íntimo; éste es el causante, éste se parece a un imán, atrae todo lo que amas y todo lo que temes, él ha atraído hacia ti tu cuerpo físico, la mente que tienes hoy, el cúmulo de tus emociones, de tu posición, todo lo que haces en la vida. El es el verdadero actor, lo que tú consideras que tú eres hoy, es nada más que la Personalidad. Es el papel que está jugando ese espíritu, ese actor en el concierto de la vida humana.

No puedo saber hasta qué punto estás conciente de tu Yo íntimo, de tu otro Yo, pero él tiene el arquetipo, él sabe el porqué de todas las cosas... Hoy por hoy: Si eres bueno o malo, inteligente o bruto, adinerado o pobre, no importa cómo eres, él sabe porqué eres así, él lo ha decidido. El te ha fabricado. Ese es tu Yo íntimo, la entidad que encarna de vida en vida y juega papeles a través de personalidades que se fabrica.

Es esa parte que elige dónde nacer, en qué país nacer, en qué padres nacer... Es la que lleva a qué estudiar, cómo comportarse con los demás... Claro, la conclusión lógica es que es imperativo para ti, a partir de hoy, que logres comunicación con esa otra parte de ti.

Esa parte que es la causa y que sabe qué es lo que tiene que hacer a partir de hoy, y es la parte que hará de tu vida un infierno, a menos que te pongas en contacto con ella, a menos que empieces a comunicarte con ella, tal como te comunicas con tu esposa; y a menos que ambas partes se pongan de acuerdo, a menos que se comprendan, a menos que puedan ir mano a mano, actor y personalidad, actor y papel, para realizar el objetivo de vida, serás un fracaso.

  • ¿Ahora bien, cómo se puede lograr ese contacto?.

Primer punto: ¿En el pasado has sentido a esa fuerza, a esa entidad dentro de tí mismo?... A veces, cuando ibas a hacer algo indebido, ¿No escuchaste, no sentiste el punzón en tu corazón que te decía no lo hagas?... Otras veces, cuando estabas haciendo algo y lo ibas a abandonar, ¿No sentiste esa fuerza en tí que te decía: tienes que continuar, tienes que seguir, anda, párate y hazlo?...

Popularmente la llamamos nuestra Conciencia, pero esa es nuestra Esencia Real, esa es la parte indestructible de nosotros que ha involucionado de los planos superiores y que ha caído hasta el plano de la tierra... Tu trabajo es comunicarte con ella, frenar su involución y con la fuerza que ella tiene, volver a evolucionar.

¿Cómo se puede uno comunicar con ese Yo, con ese uno mismo, con ese fantasma que uno desconoce, que siempre esta ahí, siempre está ahí?. A menos que hayas sofocado ya tu consciencia... Bueno a partir de hoy, 7 veces al día, y de aquí hasta que de señales de vida, hasta que lo logres, sí amigo, es un trabajo que puede durar toda la vida, tienes que recordar 7 veces al día, aislarte de tus quehaceres diarios, aunque sea por un minuto, aunque sea por un minuto amigo, relajarte, cierra los ojos y conversa con él como lo harías con un amigo íntimo.

  • ¿Cómo es eso?...

Supongamos que en este momento lo fuera a hacer yo... Despejo mi mente de todas mis ocupaciones, me retiro del papel que estoy llevando a cabo en la vida de todos los días, cierro los ojos y le digo:

  • Yo sé que no Soy, Yo sé que Soy nada, Yo sé que no Soy mi mente, Yo sé que no Soy mis ideas, Yo sé que no Soy mi cuerpo, Yo sé que no Soy mis emociones, Yo sé que no Soy fulano de tal, Yo sé que no he elegido nada, Yo sé que tú estás ahí... No sé quien Soy Yo!...
  • ¿Quién Soy Yo?, ¿ Quién Soy Yo?, ¿Quién es éste que habla?... ¿Quién es éste que escucha?...
  • ¿Quién Soy Yo?... !Yo sé, que tú estas ahí; dicen que Yo Soy tú!... Pero como no sé quién eres, ni qué eres, ni cómo eres; así es que no sé ni quién Soy Yo ni cómo Soy Yo...
  • A veces te percibo y te siento, a veces siento tu impulso llevándome a hacer algo indebido, la mayoría de las veces sucumbo...
  • Otras veces, te veo como algo bueno porque cuando me he propuesto hacer una tarea y no puedo continuar, siento tu impulso, tu apoyo para que siga. Me dicen que eres dual también. Me dicen que tengo que ponerme de acuerdo contigo. Aquí estoy, voy a quedarme silencioso por un momento, en completo silencio y cuando tú te dignes comunicarte conmigo, lo sabré”.

Sí amigo, esa es una de las miles de maneras en que se puede hacer, es olvidarse del mundo entero, de todas las ocupaciones, siete veces al día, especialmente al amanecer y antes de acostarte... Antes de acostarte, cierra los ojos y comunícate...

  • “No se quién Soy. Yo no sé dónde voy ahora, dentro de unos momentos estaré inconsciente, pero yo sé que tú estás en mí y seguirás controlando y trayendo alivio a mi cuerpo, alimentando a mis órganos y haciéndolos descansar. Yo no sé a donde voy a ir dentro de unos segundos, pero yo sé que tú estarás ahí para cuidarme”.
  • “A veces me doy cuenta que no me cuidas tanto, haces que tenga sueños no muy agradables que digamos. Estoy ansioso de comunicarme contigo, estoy ansioso por ser uno contigo, estoy ansioso de ser tú mismo”.

Por la mañana también, amigo, todos los días cuando despiertes no te muevas de la cama inmediatamente, despierta y ciérra los ojos y vuelve a comunicarte:

  • “Acaba de venirme la consciencia, no sé quien Soy, no sé cómo vino la consciencia, estoy llegando pero no sé de dónde. Tú lo debes saber, ya que tú eres la causa de mi vida, ya que tú eres el que atraes las circunstancias y los eventos, los sucesos.
  • Tú sabes con quien me voy a encontrar hoy, tú sabes qué es lo que tengo que hacer hoy, yo creo saberlo, pero no siempre sucede lo que yo quiero, la mayoría de las veces sucede lo que tú quieres. Hazme sentir tu presencia a lo largo del día, tú estás en un nivel de mayor Luz. Si voy a cometer algún error házmelo saber.

De esta manera amigo, 7 veces al día, de aquí hasta el resto de tu vida, communícate, comunícate y recuerda: TU OTRO YO, TU YO REAL ESTÁ CAÍDO... Es un espíritu que ha caído de los niveles de Luz a los niveles de oscuridad. Es dual, oscila entre el bien y el mal. Oscila entre el bien y el mal, no todos los impulsos que tú sientes de él son correctos, tienes que discernir por tu propia cuenta, tienes que saber, tienes que discernir paso a paso. Tienes que estar despierto cuando te está impulsando a hacer aquello que lo involuciona más y tú tienes que decidir, por tu libre albedrío y voluntad que tienes en este momento, hacer las cosas que tú sabes que lo Evolucionan.

Tienes que estudiar la Ley, tienes que estudiar los Principios, tienes que ver la Verdad y descubrir la Verdad y llevarlo a Evolucionar... Un día, él se dará cuenta que tú te diste cuenta y que te has decidido a Evolucionar. Y otro día tú te darás cuenta que él es el poseedor de la fuerza, que de él emanan todos los deseos que sientes, buenos o malos, que sin la fuerza que él controla, todos tus pensamientos, tus deseos mentales, no valen nada... Tienes que andar a equilibrar sus excesos, sus instintos. Tiene instintos terriblemente peligrosos y puede acercarse hacia nuestro Creador Común, mil veces más rápidamente que tú, cuando tú lo despiertas a ello.

Vamos a llamar a tu Personalidad” la mano derecha, vamos a llamar a tu Esencia”, a tu otro Yo, la parte izquierda. Esos dos tienen que unirse. Tienen que unirse, tienen que ponerse de acuerdo a Evolucionar ambos. Tu Esencia no puede evolucionar sin ti como Personalidad, y tu Personalidad no tiene razón de ser sin tu Esencia. Tienen que juntarse los dos y procrear el Giorgia, lo que de verdad, verdad ustedes son...

Ese Yo Real tendría libre albedrío, voluntad, poder, capacidad, omnipotencia, estará en un nivel de Luz mucho más cercano al Creador, muchísimo más cerca al Creador que tú y tu esencia. Y a ese trabajo, amigo, popularmente lo llaman Re-Ligar... Están desligados de la Chispa Divina que hay en ustedes y tienen que volver a ligarlos... Popularmente, tu esencia se manifiesta emocionalmente, es lo que llamas tus emociones, tus deseos, mientras que tu personalidad sería tu mente... Tienes que comunicarte con tu esencia, tienes que convencerla a evolucionar y tienes que aprender a usar la fuerza que posee para poder tú Evolucionar.

Tú estás en el mundo con tu cuerpo físico y con tu mente, tú puedes discernir, tú puedes saber el camino correcto del camino falso, pero no tienes la fuerza para avanzar, esa fuerza la gasta todos los días tu esencia, impulsándote a deseos, actitudes, y comportamiento, donde esta fuerza se gasta. Especialmente en la crítica, en la ira, en la violencia, en el hablar demasiado, en el gustar demasiado con los cinco sentidos, en la sexualidad deformada, en el tedio y en el abandono, ahí se va toda la fuerza que recibe tu esencia... Así que bloquea todo eso, despierta y aprende a comunicarte primero, luego, a ponerte de acuerdo con esa parte de ti que te puede llevar y te está llevando hacia el fango.

Luego de ponerte de acuerdo con ella, al aprender a usar la fuerza de los deseos, al aprender a controlar tu mente, porque si controlas tu mente podrás llevar a tu esencia a evolucionar, aprenderás los métodos y las maneras que lleven a la esencia a obedecer a la Ley Cósmica... Pero mientras no tienes control sobre tu mente, entonces es tu esencia quien controla tu mente y controla tu personalidad... Es la esencia que dispara sus deseos, sus instintos bajos, todos los lleva como pensamientos, imágenes a tu mente y controla la personalidad.

Ahí tienes amigo, el esquema: Tú no has elegido ningún bando, tú no has elegido tu situación, por Ley de tu vida naciste por causa de tu esencia, tu esencia lo eligió todo... Tu esencia es una entidad caída... Tu deber, tu trabajo, es investigar la verdad, las Leyes de la Envolución y sus Principios, aprender a controlar tu mente para luego saber comunicarte con tu esencia y que los dos vayan mano a mano.

Esté alerta!, Esté despierto!. Lleva todos los ejercicios a cabo, sin excepción alguna, llévalo día tras día... Y lo más importante amigo, busca aquellas personas que antes que tú han despertado a esa Realidad. Busca y júntate con aquellas personas que están haciendo todo lo posible para lograr su Liberación. Ellos te podrán ayudar. Luego, busca el auxilio de tu Creador. Busca el auxilio de tu Creador, está en ti y tienes que saber distinguir entre tu Creador y tu esencia, como ambos son internos, debes saber distinguir y discernir.

Dirígete también a tu Creador. Él es Neutro... Tu Creador es Neutro, es un espíritu que observa únicamente... La lucha está entre la personalidad y la esencia... En algunos hombres la personalidad, osea el papel, trata de dominar al actor, a la esencia... En otras personas, el papel es más débil y la esencia con sus impulsos bajos es la que lleva al hombre al desastre... El hombre que aspira a evolucionar es el hombre que tiene que equilibrar a la esencia y la personalidad... Tiene que hacer crecer a la esencia hasta el nivel de la personalidad y luego, mano a mano, con la ayuda del Creador y de los maestros superiores, empiezan poco a poco los pasos evolutivos...

Las 12 grandes puertas que te pueden llevar hacia la evolución y la compresión de toda tu razón de ser están en los 12 Principios, con los respectivos mensajes y el cómo llevarlos a cabo que hemos transmitido aquí por escrito (y audio), léelos (o escúchalos). Lleva a cabo los ejercicios, compréndelos, medítalos. Se trata de tu Liberación.

Nosotros, amigo, como tú, lo hemos hecho en el pasado... Nosotros amigo, como tú, lo hemos hecho y lo seguimos haciendo; cada día que pasa avanzamos más y más, nuestra voluntad es más poderosa todos los días. Nuestro libre albedrío es más grande todos los días, todos los días sucumbimos menos a los deseos a los instintos bajos de nuestra esencia. Todos los días le inculcamos los Caminos de Evolución... Sucumbimos menos a las circunstancias, perdemos menos fuerza en criticar, condenar, juzgar, ser orgullosos, creernos una gran cosa.

Es porque hemos comprendido, y nos hemos dado cuenta, que sencillamente no hemos decidido nada de eso, y derepente nos queda bastante tiempo, derepente estamos en condiciones de elegir. Tenemos una pequeña voluntad, un pequeño libre albedrío, vivimos en mayor armonía con el prójimo, hacemos algo concreto para nuestra comunidad, para nuestra sociedad, para nuestra familia; somos personas más humildes. Nos hemos dado cuenta cuan poco sabemos acerca de nuestro verdadero ser, acerca de nuestra verdadera vida; nos hemos dado cuenta que necesitamos del auxilio de los que han pasado por esta vía antes que nosotros.

Nos hemos dado cuenta que la vida es imposible sin nuestro Creador, nos hemos dado cuenta que ya no vale la pena elegir entre rumbos equivocados, que lo único que nos sirve es nuestro propio Plan de Vida, nuestra propia Razón de Ser, nos hemos dado cuenta que a menos que llevemos a la práctica aquello por lo cual hemos nacido, cualquier otra cosa que hagamos no tiene sentido, es fútil, no tiene ninguna razón de ser y es vana.

Sí amigo, muchas personas a tu alrededor pueden estar llevando a cabo esto. En general, la gente que está trabajando sobre sí misma, la gente que ha empezado a comprender el sentido de la vida y está luchando y esforzándose, no lo proclama a los cuatro vientos. Pero los puedes reconocer por su humildad, por su falta de vanidad, de orgullo, por su gran sencillez, por su gran bondad, por los empeños que están haciendo, por la ausencia de crítica, por la no exaltación de la familia, de la patria, de la religión, del credo, de la raza, de la profesión.

Quizás te los encuentres en los parques retirados, solos hasta cierto punto, con una mirada algo triste, ya no los verás tanto en reuniones sociales... Amigos, dicen que cuando el alumno está listo, el maestro se presenta.

Sé que hay una gran bondad en tu corazón, sé que tienes sentido común, sé que eres inteligente, juicioso y prudente; pero también sé que eres todo eso cuando estás despierto y consciente. Sé también que dentro de ti hay lo peor, lo sé, somos iguales, tienes que luchar, tienes que luchar amigo, ponte despertadores por todas partes, papeles que te recuerden todo lo que tienes que hacer, porque cuando la esencia se de cuenta que tú estás resuelto, que tú estás decidido a evolucionar, se armará el infierno en tu vida, tanto interno como externo; es por eso que ese camino y esa liberación sin el Creador, y sin el auxilio, la ayuda, el apoyo de aquellos que han pasado antes por ese camino, es casi imposible.

Escucha este mensaje, reflexiona, medítalo... En tus manos está seguir siendo una máquina llevada por tu esencia a cometer todo lo que has cometido, y peor todavía porque ahora has despertado.

Está en tus manos conformarte con ser una personalidad o a lo mejor te nació el deseo de la Unión Interna, te nació el deseo de ser un hombre, un Hombre Libre, un hombre con voluntad, un hombre que va a descubrir su Plan de Vida y lo va a llevar a cabo, a despecho de todos los obstáculos, si está en tu decisión o.... la otra, en ambos casos, amigo, que nuestro Creador Común ilumine tu rostro, tu mente y tu corazón. Que te bendiga y te cuide siempre y cuando apeles a Él.

El gran maestro dijo: “Toca y se te abrirá, pide, pregunta y serás respondido”... Mucha sabiduría hay en estas palabras... Llévalas a cabo!

Siento tu Anhelo!.

[Top]