9no. PRINCIPIO DE LA RESPONSABILIDAD

"SI PERJUDICAS A TU PRÓJIMO TE ENCADENAS"

Saludo amigo. Saludo prójimo. Saludo hermano... Prójimo, claro que sí, tú eres mi prójimo, yo soy tu prójimo... ¿Por qué prójimo?... Viene de próximo y próximo son las personas que son próximas a ti. Tu esposa, tus hijos, tu padre, tu madre, tus hermanas, tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo, el panadero, el carpintero, el chofer de bus, todas las personas con quienes te encuentras en el transcurso de tu vida son tus prójimos, están próximos a ti.

Un hombre no puede ser una isla, un hombre no puede aislarse amigo, no puede vivir solo... ¿Puedes vivir solo?... Muy pocas personas pueden vivir solas, necesitamos al próximo, necesitamos al prójimo, y como voy a suponer que tienes todavía muchos años por vivir y a lo largo de todos los días de tu vida, te vas a encontrar con tus prójimos entonces.

  • ¿Cómo vivir con el prójimo, cómo tratar al prójimo?.

Se convierte en uno de los puntos más importantes para el bienestar de una persona. Un hombre que no se lleva bien con sus prójimos es un hombre desgraciado. Un hombre que vive en Paz y Armonía con todas las personas que conoce, con todas las personas que se encuentra, es un hombre poderoso, es un hombre tranquilo, es un hombre que puede hacer, es un Hombre Libre.

El 9no. y el 10mo. Principio son los dos Principios... uno macho y otro hembra, uno en positivo y uno en negativo, que han provisto los Maestros Superiores, el Creador del Cosmos, para que tú puedas llegar a esa armonía con tu prójimo, es el Principio o los Principios porque son el 9no. y el 10mo. para la Liberación tuya, dicen lo siguiente: SI PERJUDICAS A TU PRÓJIMO TE ENCADENAS... “SI PERJUDICAS A TU PRÓJIMO TE ENCADENAS”. Esa es la primera parte de este Principio, el noveno... Bueno, me dirás, pero bueno, yo no quiero perjudicar a ningún prójimo, por supuesto que no, nadie quiere perjudicar conscientemente a nadie... Conscientemente, estando despierto y alerta, no podemos hacerle daño a nadie, no le hacemos daño a nadie. Inconscientemente sí podemos hacerle daño a muchas personas.

  • “Si perjudicas a tu prójimo te encadenas”... ¿ Por qué es eso?, ¿Por qué es eso?...

Es por una Ley sacrosanta. Una de las Leyes que estructuran nuestro universo que dice que: “Toda causa tiene sus efectos”... “Toda causa tiene sus efectos”, “Todo lo que le haces al prójimo bueno o malo volverá a ti, volverá a ti multiplicado con creces”. Lo hiciste, bien, volverá a ti por Ley de Causa y Efecto. Le hiciste daño, lo perjudicaste, volverá a ti multiplicado... ¿Verdad que te ha sucedido en el pasado?... Esta es la Ley de Causa y Efecto que da a luz a este Principio para la relación entre los hombres...

  • SI PERJUDICAS A TU PRÓJIMO, TE ENCADENAS
  • “SI PERJUDICAS A LOS DEMÁS, TE ENCADENAS”...

Debes de estar alerta a aquella parte que está adentro de ti, aquella parte egoísta... Aquella parte egoísta que quiere todas las cosas para sí misma. Tienes que estar alerta a esa parte en ti. Tienes que descubrirla. Hay una entidad egoísta dentro de nosotros que tiene necesidades, que tiene miedos y que tiene temores. Quiere todas las cosas para sí y cuando esa parte manda en nosotros nos lleva a perjudicar a los demás.

Amigo: La vida es Una. Tu vida, lo que tú eres y lo que es tu prójimo es la misma cosa. Lo que tú le haces al prójimo lo estás haciendo a ti mismo. Esa es la clave secreta, Todos somos Uno. Si nos vamos a fijar en nuestros sentidos físicos, decimos que Juan es Juan y que yo soy yo, pero raras veces estamos conscientes que la vida que está en Juan es la misma vida que está en mí, y que lo único real que hay no son los cuerpos, es la vida. Saca tus conclusiones.

ASÍ QUE EL ENEMIGO A COMBATIR NO ES EL PRÓJIMO, EL PRÓJIMO SE COMPORTA CONTIGO COMO REFLEJO DE LO QUE TÚ TE HAS COMPORTADO CON ÉL. SI ÉL PIENSA MAL DE TI ES PORQUE TÚ, SIN DARTE CUENTA, ESTÁS ALERTA CONTRA ÉL Y PIENSAS MAL DE ÉL. SI ÉL TE PERJUDICA QUIERE DECIR QUE TÚ LO HAS PERJUDICADO, ESA ES UNA LEY JUSTA E INFALIBLE.

Hay una parte en ti que tú no controlas, una parte que te controla a ti, tu lado izquierdo. Ese lado es egoísta, piensa únicamente en su evolución, únicamente en su comodidad, únicamente en su bienestar. Es implacable y para lograr todos sus propósitos actúa egoístamente y no le importa perjudicar a los demás. Es una parte de nosotros que quiere hacer lo que le da la gana, es más, esa parte es tan ciega, que no ve a los demás... Para esa parte de nosotros no existen los demás... No existen. No existen...

Así que vamos a empezar a trabajar para darnos cuenta cómo podemos llevar a esa parte de nosotros bajo control, porque es la parte que nos lleva a perjudicar a los demás, sin que nuestra parte sana lo quiera, sin que nuestra parte sana quiera perjudicar. Tú, yo, cualquiera, conscientemente, no quiere perjudicar a nadie.

  • ¿Entonces, por qué la relación entre los hombres hoy por hoy?.
  • ¿Por qué todos los problemas que tú tienes con tus semejantes?... ¿Por qué?.

Vamos, vamos a trabajar. Abre una carpeta y ponle título, pon: “Mi estrategia para lograr la Armonía con mi Prójimo”... Anota ahí los nombres de tu padre, de tu madre, de tus hermanos, de tu esposa, de tus hijos, de tus familiares, de tus amigos, de tus compañeros de trabajo... Anota los nombres de todas las personas con quienes te encuentras frecuentemente. Cada uno en una página y ahí hazte la siguiente pregunta:

  • ¿A Juan Pérez lo estoy perjudicando en algo?... ¿Le estoy perjudicando en algo?
  • ¿Puede ser que, consciente o inconscientemente, estoy haciendo algo que lo perjudique?
  • ¿Pienso bien acerca de Juan Pérez?. ¿Pienso bien acerca de mi esposa?
  • ¿Mi actitud hacia ellos es correcta?...

Después de hacer este análisis con esas preguntas, después de ser objetivo, imparcial, sincero conmigo mismo, empezarás a darte cuenta del comportamiento de la parte egoísta... De la parte que no respeta la Ley, de la parte en tí que perjudica a los demás.

Luego el segundo paso a dar es el siguiente: Vete donde cada una de esas personas. Todas las personas con quienes tú tratas y pregúntales, sincera y abiertamente, si tú les estás perjudicando en algo, y que sean sinceras. Ellos te dirán un montón de cosas acerca de aquella parte de ti que tú no controlas.

Luego... la tercera parte de este plan es sentarte con cada una de las personas con quien te encuentras y manifestarles tu deseo de vivir con ellas en Paz y Armonía, y ver cuáles son las diferencias... Manifiéstales tu deseo de que tú no quieres perjudicarles en absoluto y que tú has comprendido que hay una parte de nosotros, los humanos, una parte egoísta que acostumbra a hacer daño sin que la parte conciente de nosotros pueda hacer algo al respecto. Eso lo vemos por doquier, amigo, todos los días una parte de nosotros hiere y la parte correcta dice: discúlpame hermano. Perdóname, no quise hacer esto... ¿Cuántas veces te ha sucedido?.

Eso es permanentemente. Permanentemente estamos hiriendo al prójimo, le estamos haciendo daño, porque no tenemos esa fuerza bajo nuestro control... Esos ejercicios te llevarán a descubrir cómo opera... Tú tienes que observarte, tú tienes que estar despierto, estar alerta, tú tienes que darte cuenta cómo funciona la parte egoísta.

Luego hazte la cuarta pregunta...

  • ¿Qué es lo que quiero lograr en perjuicio de alguien?
  • ¿Las metas, las cosas sobre las cuales estoy trabajando hoy, lo que yo quiero, perjudica a alguien?.

Pon tus metas, pon tus metas... ve si perjudican a alguien, ve si perjudican a alguien... hazte la pregunta una y otra vez y no olvides que de hacer algo que pueda perjudicar a alguien, te va a encadenar... ¿Qué quiere decir que te va a encadenar?... Quiere decir que te va a venir el golpe de vuelta, multiplicado por cien y no siempre la Ley de Causa y Efecto actúa inmediatamente. Hoy te puedo hacer daño a ti, pero puede ser que el castigo, o sea ese mismo daño que tiene que venirme por Ley, puede ser que no venga sino dentro de veinte años. Y durante estos 20 años, amigo, mi relación contigo, consciente o inconscientemente, no estará bien.

No estaré en paz, ni tú estarás en paz, nuestros corazones se hincharán de odio, de venganza, de celos, y cada vez que nuestras atmósferas magnéticas, visual o internamente, se ponen en contacto, hay un tremendo shock que trae dolor y sufrimiento, hasta que ese asunto se resuelve.

Quinto punto... después de haber hecho tu análisis, seguramente te vas a dar cuenta de cuánto has estado perjudicando a los demás... Te vas a dar cuenta que los has perjudicado de mil y una manera al igual que los demás te habrán perjudicado a ti, y la única manera de empezar a resolver esa situación es si tú aplicas el quinto punto que es: “El Perdonar a los demás todo el daño que te han hecho”... Tú tienes que perdonarlos porque tú has comprendido de que ellos no han querido hacerte daño, sino que tienen una parte, la parte egoísta de ellos, la parte involutiva que no la tienen bajo control y esa es la que ha causado el daño, por eso los tienes que perdonar a todos.

Luego tienes que ir donde cada una de las personas que tu análisis ha referido, que tú has perjudicado y tienes que pedirles perdón. Tienes que pedirles perdón, sí, sé que es difícil, sé que es difícil, pero hay que aprender a hacerlo porque el pedir perdón, el reconocer la culpa, aunque sea inconscientemente, es empezar a fundir las cadenas que te tienen amarrado esperando el castigo de tus errores pasados.

Luego tienes que pedir perdón y perdonarte a ti mismo, tienes que perdonarte a ti mismo los errores que tú has cometido en el pasado, honesta y sinceramente. Si tú has decidido hacer todas esas cosas y has resuelto dominar la parte egoísta que hay en ti, la parte que hace daño al prójimo, la parte violenta, la parte hiriente, la parte desconsiderada, entonces puedes perdonarte todos los errores y todos los perjuicios que has hecho en el pasado y borrarlos de tu memoria.

Luego tienes que pedir perdón al Cosmos, tienes que pedir perdón a la Ley. Tienes que pedir perdón a tu Creador, a tus Maestros Superiores, a tu espíritu, por haberlos metido en líos. Porque al no controlar tu parte egoísta tú has metido en líos, has involucionado en ti mismo a las fuerzas cósmicas, has oscurecido la Luz y eres culpable de haber creado un mundo lleno de violencia, un mundo lleno de ira, un mundo lleno de perjuicios. Habrás comprendido que tú eres culpable de las cochinadas de nuestro mundo, de la falta de la buena relación entre los hombres.

Esos son los puntos que si tú los llevas a cabo, y espero que los lleves a cabo, empezarán a fundir las cadenas que te tienen amarrado a la oscuridad y que no te permiten llegar a tu Liberación como individuo, que no te permiten llegar a la Luz... Analicemos, por un lado perjudicamos a los demás sin darnos cuenta, a veces dándonos cuenta, pero eso muy raras veces sucede.

La parte que en nosotros perjudica a los demás es una parte ciega, es una parte que no ama al prójimo, porque no lo ve siquiera, es una parte que piensa en si misma nada más y esta parte no está bajo tu Control. Esta parte llamada egoísmo ha sido la causante de todos los daños que tú has cometido en la sociedad, en el mundo, a tu prójimo y a ti mismo en el pasado... Es una parte que te mantiene separado de los demás, es una parte que consume tus fuerzas vitales, que te quita el capital energético con que tu Creador te ha dotado para realizar tu Plan de Vida.

La estrategia es los 5 puntos que hemos dado antes... La parte en nosotros que no controlamos, la fuerza involutiva que perjudica al prójimo... Pero todo este trabajo es difícil. Sabemos que es difícil amigo. Hemos pasado por ésto... En un pasado éramos esclavos de nuestro egoísmo, hemos hecho daño, hemos herido, hemos perjudicado a los demás en provecho propio.

Un día la Luz nos llegó a través de otras personas que han logrado dominar el egoísmo en ellos y hemos empezado a trabajar. Nos hemos encontrado con dificultades y lo que es más probable es que tu también te encuentras con lo mismo, es por eso que los consejos que te estamos dando te ayudarán muchísimo hacia tu liberación, hacia la aplicación del 9no. Principio: El de no perjudicar a los demás porque nos encadenamos.

Ahora bien, repito, sé que es difícil llevar a cabo aquello que te estamos aconsejando, no obstante, piensa por un momento... !Te imaginas a un hombre que no tiene ningún tipo de problemas con nadie y que no perjudica a nadie en absoluto, es un tipo amado por todos, armonizado, equilibrado!... Eso no quiere decir que tiene que sacrificar su vida al servicio de los demás no, no, no, no. .. Eso es pedirte mucho, ¿Verdad?.

Sino sencilla y llanamente, estar en correcta relación con los demás, estar en equilibrio y tienes que ser paciente contigo mismo porque eso se logra paso a paso. No pretendas de la noche a la mañana resolver eso, no pretendas convertirte en el campeón del altruismo, ir de un extremo a otro, sino empieza persona por persona, persona por persona.... Sí, muy bien.

Ahora vamos a la parte la más importante del egoísmo... El perjudicar a los demás te encadena, pero al perjudicarte a ti mismo, te encadenas muchísimo más, entre los demás está tu cuerpo. Esa parte, esa parte egoísta, cuando está identificada con el cuerpo, hace un montón de cosas a favor del cuerpo pero en perjuicio de las emociones, de la mente y del espíritu... A veces esa fuerza egoísta se identifica con nuestras emociones, con nuestros deseos y perjudica al cuerpo, a la mente y al espíritu. Otras veces, esa parte egoísta opera en nuestra mente en contra de nuestras emociones y de nuestro cuerpo; es una energía, es una fuerza tremenda cuyo fin es mantenernos en el barro.

Y tienes que analizar: Analízate, analízate...

  • ¿El egoísmo del cuerpo cómo perjudica a mis emociones y a mi mente?
  • ¿El egoísmo de la mente cómo perjudica a mis emociones y a mi cuerpo?
  • ¿Y el deseo exagerado de mis emociones cómo puede perjudicar a mi mente y a mi cuerpo?.

Amigo: El egoísmo que es el causante principal de tu antagonismo con tu prójimo y los choques dentro de ti mismo, involuciona a tu espíritu. Tu espíritu después de mucho sufrimiento en los planos superiores ha logrado encarnar. No permitas al egoísmo, a la involución, que lleve a tu espíritu hacia planos más bajos todavía, hacia oscuridades más oscuras... ¡DESPIERTA, DESPIERTA!... amigo, en ésto esta tu Liberación, Liberación del dolor del sufrimiento, Liberación de cualquier condición contraria.

Serás amo de ti mismo, amo de tu mundo. Serás una persona apreciada y reconocida por su buen juicio, por su equilibrio, por sus buenas relaciones con los demás. Y tú verás, tu vida se facilitará en gran manera, porque una persona dominada por el egoísmo apesta, nadie quiere estar al lado de ella, mientras que una Persona Libre del egoísmo es la Luz de su mundo.

Me dirás pues que todo el mundo es egoísta, sí, como no, esa es una de las grandes lecciones que aprendemos en nuestra encarnación en la escuela llamada Planeta Tierra... Quizás es la lección más importante, es el querer mantenernos como entidad separada, ser diferentes a los demás, sobresalir por encima de los demás, en vez de fusionarnos con los demás, en vez de ser uno con los demás.

Pero no podrás ser Uno con tu Espíritu, con tu Creador, con tu Mente, con tus Emociones, con tu Prójimo y con el Mundo, a menos que domines en ti a la bestia... llamada EGOÍSMO, LA QUE TE LLEVA DÍA TRAS DÍA A COMER VENENO Y LO QUE ES PEOR, A ENVENENAR A LAS DEMÁS PERSONAS, COMPAÑEROS DE TRABAJO, ESPOSA; ESTAREMOS LIGADOS CON ELLOS POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. A VECES LA LEY DE CAUSA Y EFECTO NO OPERA SI NO DE UNA VIDA EN OTRA.

  • ¿Te imaginas eso, te imaginas no poder liberarse porque todavía le debo algo a alguien?
  • ¿Por un daño que le he hecho hace 500 años?.

Popularmente lo llaman Karma. En tus manos está el poner en práctica las instrucciones y equilibrar tu egoísmo para no perjudicar más a nadie. Sé paciente y actúa.

¡Qué Dios te bendiga!.

[Top]