6to. PRINCIPIO DE LA RENUNCIA

 “SI PERSIGUES EL PLACER TE ENCADENAS AL SUFRIMIENTO Y AL DOLOR, PERO EN TANTO NO PERJUDIQUES TU SALUD FÍSICA, MENTAL, EMOCIONAL, PUEDES HACER CUANTO QUIERAS CON LIBERTAD, CUANDO SE TE PRESENTE LA OPORTUNIDAD"

PARTE “A”

Saludos... Saludos amigo, quien quiera que seas... Saludos quien quiera que seas... Un hombre, un hombre con mente, emociones, cuerpo físico y espíritu, un hombre que ama, trabaja, lucha, y sufre...

  • ¿Por qué sufrimos amigo?
  • ¿Cuál es la raíz del sufrimiento?
  • ¿Por qué debemos sufrir?
  • ¿Por qué no hemos de sufrir?
  • ¿Por qué el sufrimiento nos parece tan horroroso?
  • ¿Por qué huimos del sufrimiento?
  • ¿De dónde proviene el sufrimiento?
  • ¿Cómo llega a nuestras vidas?
  • ¿Cómo hacer para no sufrir más?.

Estas y muchísimas más preguntas e incógnitas acerca del sufrimiento tocan a lo más profundo del ser humano. Seguramente has sufrido y sigues sufriendo, y lo más probable es que seguirás sufriendo, al igual que todo ser humano... Este enunciamiento parece pesimista pero no lo es, está basado sobre Leyes, está basado sobre Principios... Ya oigo tu protesta, amigo, seguramente me estarás preguntando:

  • ¿Y la Ley dice que hay que sufrir?... Ciertamente no.
  • ¿Qué dice la Ley?
  • ¿Sabes cuál es la Ley relacionada con el sufrimiento?
  • ¿La prácticas en tu vida?
  • ¿Qué estás haciendo concretamente para no sufrir?...

El 6to. Principio para la Liberación del Hombre, El principio de Luz, El principio de claridad... El principio que convierte a un hombre esclavo de su dolor en un Hombre Libre es la respuesta a las preguntas anteriores:

"SI PERSIGUES EL PLACER TE ENCADENAS AL DOLOR Y AL SUFRIMIENTO, PERO MIENTRAS NO PERJUDIQUES TU SALUD MENTAL, EMOCIONAL, FÍSICA, SEXUAL Y ESPIRITUAL, Y MIENTRAS NO PERJUDIQUES AL PRÓJIMO, PUEDES GOZAR CUANTO QUIERAS CON LIBERTAD"

Ese es el sagrado sexto Principio. El Principio que de llegar tú a comprenderlo, a tomar conciencia de él, a reflexionar acerca de él, a meditarlo, a practicarlo en tu vida y a enseñárselo a tu prójimo, te convertirá en un Hombre Libre de dolor y del sufrimiento... Si persigues el placer te encadenas al dolor y al sufrimiento, pero mientras no perjudiques tu salud física, emocional, mental, sexual y espiritual, y mientras no perjudiques a tu prójimo puedes hacer cuanto quieras con libertad.

Si amigo, este es el Principio que vamos a tratar en este mensaje... Vamos a ver, qué significa concretamente:

“Si persigues el placer te encadenas al sufrimiento y al dolor”

Analizaremos esa primera parte del Principio: “Si persigues el placer”... Eso, no quiere decir que no puedes gozar de la vida... puedes hacerlo bajo ciertas condiciones... Lo importante es que No persigas... Lo importante es que No lo tengas permanentemente en la mente... Que tu vida No esté basada sobre la persecución del placer... Que tu mente, tus emociones y cuerpo, No estén permanentemente pendientes del placer... Que No hagas del placer tu Dios... Eso, significa perseguir.

De no estar pensando permanentemente en el placer... De no ahogarse en su búsqueda... De no sacrificar otras cosas en aras del placer... De no perjudicar al prójimo en aras del placer... De no convertirte en una piltrafa humana... De no perder tu dignidad... De no vender tu alma al diablo... De no vender tu familia por un plato de lentejas... De no olvidarte de tus compromisos, de tus ocupaciones, de tus obligaciones, de tus deberes...

Eso significa si persigues el placer... Perseguir es todas esas cosas... Es caer en brazos del placer y convertirte en su esclavo... Que el Dios tuyo sea el placer. El placer en todos los aspectos de tu vida, placer como comida, placer como comodidad, placer como deleite sexual, placer como la pereza, el abandono.

¡NO PERSIGAS EL PLACER PORQUE EL PLACER SERÁ TU DIOS Y TÚ SERÁS SU ESCLAVO!

Y el placer es un dios implacable que al hombre débil que le sucumbe, sencilla y llanamente le paga con su polo opuesto, le paga con el sufrimiento, le paga con el dolor.

Si, amigo... Ay, si supieras... El placer y el dolor. El placer y el sufrimiento, son dos caras de una misma moneda, son dos puntas de un mismo palo. No puedes querer el uno sin que te presente lo otro... Disfrutas hoy, perseguiste el placer muy bien. Llega un momento donde se apaga, luego el “dios placer” te pasará la factura... A más disfrutaste de este placer, a más esclavo del mismo fuiste, mayor es la factura, más grande tu dolor, y más grande tu sufrimiento... A más debilidad, a más búsqueda de ese placer, más dolor te va a venir.

El placer y el sufrimiento, dos caras de una misma moneda, dos caras de una misma moneda... ¡Amigo!... ¿Has vivido alguna situación de placer en el pasado?... ¡Vamos a ver!... Toma un papel y lápiz y empieza a reflexionar y a recordar conmigo... Vamos a hacer la siguiente pregunta:

  • ¿Detrás de qué clase de placer estoy?
  • ¿Qué placeres estoy persiguiendo?

¡Vamos!, soltemos los amarres de la memoria, no le permitamos al “dios placer” que te nuble la mente.

  • ¿Qué clase de placer estoy buscando y estoy persiguiendo hoy?
  • ¿En qué clase de placeres mi mente está fija?...

Te voy a dar una pauta... Toda cosa que deleita y que se convierte en vicio a costillas de otras cosas, se convierte en placer... La música se puede convertir en un placer y podemos perseguirla y gastar la mitad de nuestro sueldo, dejar de cumplir otros compromisos para coleccionar discos... Los autos, la casa, muebles, vestuario, comida que no podemos permitirnos, el lujo. Placeres físicos, emocionales, sexuales, mentales.

Placeres morbosos, hacer enfadar a los demás, hacer sufrir al prójimo, hacerle perder la paciencia, no trabajar, ignorar tus deberes, tus responsabilidades, no hacer nada para la ciudadanía, la sociedad, para la humanidad. No pagarle al Creador... Todos estos son placeres, tipos de placeres.

Hacer lo que se le da la gana a uno, no seguir ninguna Ley, justificar tu comportamiento, vivir en base a excusas. Todos estos son pequeños y grandes placeres... ¡Si amigo! y la lista es muy grande.

Si tú eres una de esas personas que realmente tiene deseo de evolucionar... Una de esas personas que ya ha probado el sabor amargo del “dios placer”... ¿Tu sabes cuál es el sabor del “dios placer”?... Pues sufrimiento, qué otra cosa puede ser... ¿Qué otra cosa puede ser?... Ninguna otra cosa puede ser. Yo estoy seguro de que lo has probado.

Y si el “dios placer” con su tremendo amigo inseparable el “dios sufrimiento” están jugando contigo como juegan con el 95% de la humanidad... Si ya eres esclavo del “dios placer-sufrimiento”... Si ya te has dado cuenta de su gran poder y de tu gran debilidad, de tu falta de resistencia a los dulces-amargos sabores de ese dios.

De ese dios implacable que se da el lujo pues de darte una pastilla, un chocolate que es dulce al primer contacto, por unos segundos nada más, y luego es amargo por mucho tiempo... Si ya te has dado cuenta, si ya te has despertado a ese hecho... Entonces seguirás el consejo de hacer un análisis exhaustivo de todos los placeres que has perseguido en el pasado y que sigues persiguiendo hoy, y lo más probable, de los que tengas en meta perseguir.

Y recuerda: El placer se infiltra en todos los aspectos de la vida... Desde dormir 5 minutos más por la mañana hasta sencillamente no atender a tu hijo cuando necesita de tu ayuda... Hay miles y miles de formas... Tienes que darte cuenta hasta qué punto estamos dominados por el “dios placer-dolor”. Tienes que darte cuenta que toda la publicidad que existe en nuestro mundo nos impulsa hacia un placer, pero jamás nos muestran la otra cara de la moneda.

Sencillamente, la vemos en el periódico, en las páginas amarillas y negras. En las guerras, en las enfermedades... Nos muestran una chica muy linda y un hombre muy lindo, con una tremenda casa, con un tremendo carro, con un tremendo producto y nos impulsan hacia eso... Pero jamás publicidad alguna, jamás medio de comunicación alguno, nos muestra el precio que pagamos, aparte del precio metálico por supuesto, precio en dinero que es tremendamente costoso, porque lo que más gastamos de nuestro sueldo, de nuestros ingresos, es en placer.

Sí, detrás de la casa, tenemos determinada casa porque hay placer en el medio... Determinada vajilla, determinado traje, estamos casados con determinada mujer... Todo, todo absolutamente en nuestra vida está rodeado de placer, hasta tal punto que las personas que han llegado a liberarse, que han hecho la paz, que son estimados ya y venerados por el “dios placer-sufrimiento”, sencillamente su vida cuesta muchísimo menos económicamente hablando y ya tienen bastante tiempo libre para ocuparse de cosas sumamente importantes, de cosas mucho más importantes para el servicio del prójimo, de sí mismos y de la humanidad; ya se han liberado de la esclavitud.

Si aparte de la lista de los placeres que persigues haces otra lista... La lista de los sufrimientos que has sufrido en el pasado, y que estás sufriendo en el presente... Hazte la pregunta:

¿Cuáles son los sufrimientos, el dolor, los problemas que se están repitiendo una y otra vez en mi vida?.

Indágalo. Investígalo... Haz la lista de todos y luego en frente de cada uno pregúntate:

  • ¿Por qué?
  • ¿Qué placer perseguía?
  • ¿Cuál es la causa de este sufrimiento?
  • ¿Cómo se llamaba el placer que yo perseguía?,

Sí amigo esa es una verdad amarga, amarga!... Luego analiza tus vicios.

  • ¿Cuáles son mis vicios?

Todos tus vicios, uno por uno, empieza: física, emocional, mental, sexual y espiritualmente... Los vicios son sencillamente el mismo “dios placer” que una vez a través de una pequeña oportunidad se infiltró en nosotros, nos agradó y se ha convertido, sencilla y llanamente en dueño de nosotros...

¿Cuáles son tus vicios?... Anótalos todos... Luego la lista de tus enfermedades psicológicas, físicas, emocionales, mentales... Vamos a hacer un registro de los estragos que el placer ha causado en tu vida y por supuesto el sufrimiento. El sufrimiento y estragos económicos... ¿Qué enfermedades físicas tienes amigo?... ¿Qué dolencias emocionales, rabia, ira, cólera y más y más y más?...

Mentalmente... ¿Cómo es tu carácter? Analízalo. Detrás de cada dolencia, detrás de cada mal genio. Detrás de cada obstáculo siempre ha estado la búsqueda del placer... Sí amigo, estamos dominados por el “dios placer-sufrimiento”. Si persigues el placer te encadenas al dolor y al sufrimiento... Te encadenas, te das cuenta?, la palabra está clara, estarás esposado por el dolor y por el sufrimiento por mucho tiempo... Por cada cosa que has perseguido como placer multiplícala por cien y será esto como mínimo la factura en sufrimiento.

  • ¿No has sufrido todavía?... ¿Has gozado mucho?.

¡Hermano! si ese es tu caso, tienes que leer (o escuchar) este mensaje una y otra vez. Una y otra vez por lo menos durante 49 días por la mañana y por la noche, hasta que la última célula de tu cuerpo, de todos tus cuerpos, esté embuida con la idea y haya comprendido, y tomado consciencia de la desgracia del ser humano que no se ha despertado a que: El placer y el dolor son dos caras de la misma moneda, donde siempre vemos primero el lado placer, el lado dulce. No puede haber dulce sin amargura, es imposible, viola la Ley de Dualidad, viola la Ley de Polaridad, “Todo es dual en el Cosmos” esa es la Ley.

Blanco y negro, día y noche, calor y frío, fracaso y éxito, amor y odio, y puedo seguir la lista hasta la eternidad de eternidades... Tú lo sabes muy bien... todo es dual y lo opuesto al placer es el dolor, es el sufrimiento... ¡Grábate ésto en la mente!... Tienes que ser muy fuerte... ¡Tienes que ser honesto contigo mismo, imparcial!.

Haz la lista. Lo más importante es la lista de aquellos placeres que persigues con más frecuencia, tienes que tomar consciencia de ellos para poder hacer algo al respecto... Por supuesto, si es que quieres liberarte... No será que tú eres una de estas personas que le encánta la involución, que le encanta echar para atrás como los cangrejos.

Aquellas personas que disfrutan durante 25 ó 30 años, los primeros años de su vida y luego durante 40 años, se la pasan comiendo dolores y sufrimiento, decepciones y frustraciones, resentimientos y degeneración... Si eres de ese tipo de personas, pues sencillamente este mensaje te llegó por equivocación.

Bueno por equivocación, !No!... Toda causa tiene sus efectos... Es imposible que este mensaje te llegue por equivocación. Tu ser lo está atrayendo, si llegó a tus manos, si lo estás leyendo (o escuchando), es porque necesitas de este remedio, es porque estás enfermo, al igual que lo estuve yo amigo, al igual que lo estuvieron todas aquellas personas que a través de miles y miles de años han caído y sucumbido en brazos del dios placer-dolor.

Yo fui uno de ellos y uno de los más fervientes buscadores de placer, pues este común amigo nuestro, ni decírtelo pues me envenenó con tanto sufrimiento que tuve que llegar a tocar fondo pero él me dio su secreto y te lo paso a ti.

¿Cómo es que podemos equilibrar la polaridad placer-sufrimiento?

¿Cómo?... ¿Me dirás, qué vale la pena si no hay placeres?... ¿La vida vale algo sin placeres?... Aja, Aja... ¿La vida vale algo sin placeres?, ¿No será muy opaca?... ¿Qué piensas amigo?... Bueno, ya te estoy oyendo... resignarte a vivir toda la vida sin placeres, parece muy fu, muy gris, ¿verdad?

Bueno, hagamos lo siguiente: Cierra los ojos, relájate y piensa. Trae a tu mente, a través de tu memoria, el momento de más placer que has tenido en tu vida, el placer que más has buscado... ¿Verdad qué fue muy efímero?... Sé honesto... ¿Verdad que el 90% de las veces que has ido en búsqueda del placer, has vuelto con una mano por delante y una mano por detrás?... ¿Verdad que el 90% de las veces que has ido a buscar placer, ha sido pura ilusión?.

Sé honesto, sé honesto... Puedes recordar las veces que has ido a buscar placer, que lo has perseguido, que te has hecho toda una cantidad de planes: “Yo voy a hacer esto y esto y esto y esto y esto y vamos a viajar para acá y vamos a hacer esto y vamos a comprar ese coche y vamos a esto y vamos a lo otro”... Verdad, quedó en la mayoría de las veces, quedó en puro bla, bla, bla, y fuiste embaucado por ese magnífico dios y luego... qué gran decepción, verdad?.

La palabra decepción, grábatela en la mente, tiene un sabor amargo en la boca; mira, yo la conozco muy bien, amigo... Cuántas veces nos hemos ido a buscar, a perseguir el placer. Cada cual a su manera y lo único que nos quedó fue este sabor amargo, esa frustración, esa decepción en la boca y luego otra vez, como tontos pasan dos, tres días y otra vez, estamos atraídos, nuestros ojos. [Top]

6to. PRINCIPIO DE LA RENUNCIA

 "SI PERSIGUES EL PLACER TE ENCADENAS AL SUFRIMIENTO Y AL DOLOR, PERO EN TANTO NO PERJUDIQUES TU SALUD FÍSICA, MENTAL Y EMOCIONAL, PUEDES HACER CUANTO QUIERAS CON LIBERTAD, CUANDO SE TE PRESENTE LA OPORTUNIDAD"

PARTE “B”

 Sí amigo, todo confabula para atraer nuestra atención, nuestros cinco sentidos, nuestro sexo, el erotismo, todo trabaja sobre nuestra imaginación, más que todo la imaginación; cuando estamos sentados y de repente nos viene una imagen de un disfrute, de un placer y dejamos cosas sumamente importantes, ni siquiera nos recordamos de eso y salimos corriendo. A través de los amigos, a través de la prensa, por todas partes está la gran confabulación del placer y del dolor. Está por doquier, por todas partes.

Los hospitales están llenos de enfermos, los siquiatras, los sicólogos, órganos enfermos, cuya causa son los vicios que son en un principio por supuesto, un placer estúpido que hemos perseguido y se convirtió en un hábito dentro de nosotros...

Bueno, espero que a esta altura, empecemos a comprendernos... Si persigues el placer te encadenas al sufrimiento pero mientras no perjudiques tu salud mental, emocional, física, sexual y espiritual y mientras no perjudiques a tú prójimo para conseguir placer, puedes gozar cuanto quieras con libertad”. Este Principio, el 6to. de los 12 para la liberación tuya y de cualquier ser humano de buena voluntad, nos está diciendo las cosas claras: “Puedes gozar cuanto quieras con libertad, cuando la oportunidad se presente”. Aquí es donde yace el secreto.

Amigo mío, vivimos en un Cosmos Ordenado, vivimos en un mundo perfecto, concebido y creado por un Creador Perfecto. Puedes imaginar a nuestro Creador Común que ha creado todo este universo, no importa como tú lo concibes, como energía, como fuerza, como inteligencia, no importa...

¿Puedes imaginarlo encadenando al hombre a este Principio?, ¿Puedes imaginarte a un Creador Perfecto dándole a su criatura un mundo gris, sin gozo?... No puede ser, ¿verdad?... No podría ser tan inteligente este Creador, ni habría podido crear un universo perfecto... Entonces, será un creador cruel, que atraiga al hombre hacia el placer para luego caerle a golpes por medio del sufrimiento.

Bueno, vamos a hablar de la Verdad... Sinceramente, no es ni uno ni lo otro. Hay que ir un poco más profundo, estimado compañero de luchas. Espero que seas un compañero de lucha... Sencillamente, el placer es la primera capa de la tierra, es lo que está en la superficie, es lo que ven nuestros cinco sentidos... Es lo que goza nuestro Cuerpo F ísico... ¡Es efímero y se va!.

Nuestro segundo cuerpo es el que recibe la factura, se llama el Cuerpo Emocional, nuestro cuerpo emocional, es el que sufre por el placer del Cuerpo F ísico. Es muy sencillo, pero si uno va más profundo llega al Cuerpo Mental. Con el Cuerpo Mental es que el hombre puede llegar a equilibrar, a equilibrar el placer y el dolor, a equilibrar el eterno conflicto entre la atracción física y emocional hacia el placer y la correspondiente factura del sufrimiento.

O sea, véalo de la siguiente manera: Nuestra mente tiene que discernir. Tiene que ponerse el propósito de no perseguir más ningún tipo de placer porque ha comprendido que no vale la pena. Porque tu mente ha comprendido que el placer es efímero, se va rapidísimo, es pura ilusión y que inmediatamente después, va a venir el sufrimiento, si no viene el primer día, el segundo o el tercero por Ley de Causa y Efecto. La ley es infalible, perfecta y justa, recuérdalo amigo, entonces vamos a sufrir. Si esta idea penetra suficientemente en tu mente, estarás alerta y te pondrás el propósito, especialmente con los placeres que perseguías antes hasta el día de hoy. Te pondrás mosca, te pondrás alerta y huirás de ellos como la peste.

Eso es la primera parte. Eso te dará voluntad, te dará poder, la idea germinará en tu mente. Y tu mente te alertará para no acercarte hacia aquellos lugares de ti mismo y del mundo externo, donde solías envenenarte, con la copa del placer y del dolor.

Luego, tendrás que pasar por las pruebas... Después de un tiempo, cuando te sientas lo suficientemente fuerte, tienes que ir en búsqueda otra vez del dios placer, tienes que volver sobre tus pasos y empezar con los placeres de antaño, los más inofensivos... Tienes que aproximarte, ser tentado y aplicar tu voluntad y decir: “No, muchísimas gracias, ya he probado esto en el pasado”.

Renunciar al placer, buscarlo y renunciar a él, sería el paso, el más importante que puedes dar como punto 2.

O sea, primero el análisis de los placeres que sueles perseguir. Luego la lista de los sufrimientos. Luego la causa de los sufrimientos para darte cuenta de la veracidad del Principio.

Luego el alejarte de los placeres por un tiempo hasta que tu mente esté imbuida totalmente de la verdad y puedas alertarte, hasta que puedas desarrollar una voluntad poderosa. Luego te vas y te enfrentas otra vez a tus placeres, pero únicamente con el fin de ser tentado y de renunciar, de reirte, de decir no, no muchas gracias, de ver pero no tocar... Entonces empezarás a ser respetado por el dios placer-dolor. Y ese dios, sencilla y llanamente, te dará un gran diploma, un diploma de graduado, porque esa es una de las lecciones que se dan en el planeta tierra. El irá a buscar otros candidatos, personas que son como tú hoy, todavía blandos, todavía que caen de rodillas y que se pasan la vida persiguiendo el placer, y por supuesto, sufriendo el dolor y gastando su dinero a propósito, porque no es gratis, es muy costoso, repito.

¿Estas dispuesto a eso, amigo?... Bueno, tú lo decides, tú tienes libre albedrío o por lo menos una pequeña libre voluntad, juzga tú mismo, tu Creador te ha dotado de una Chispa de Discernimiento. Tú puedes sentir la veracidad de este Principio. Mira a tu alrededor nada más, las personas aparentan disfrutar de placeres. Hablan que han disfrutado nada más, en el fondo qué frustración. Dios mío, pero no se lo pueden decir a nadie, no...

Si estás dispuesto a dar esos pasos, entonces, quiere decir que eres un hombre que ya no quiere hacer lo que le da la gana. Que ya no te dejas embaucar, que ya aspiras a tu liberación y que ya sabes que hay que pagar un precio. Todo tiene precio en la vida... Si llegas a salir del palacio del dios placer-dolor, con el diploma y con la medalla de honor en tu pecho, entonces el Sol del Gozo alumbrará para ti. Empezarás a descubrir otro tipo de placer que llamamos gozo, pero es un placer permanente, unitivo, que no tiene polaridad porque hace un perfecto triángulo entre el placer y el sufrimiento, los equilibra y los eleva hasta el nivel del gozo.

¿Has gozado de una puesta de sol?... ¿Has gozado de un amanecer?... No cuestan, verás... Normalmente no los buscamos, ahí están, siempre están ahí... ¿Alguna vez has gozado la sonrisa de un niño?... Ninguna persona pone en su agenda ésto, pero sí ponemos en una agenda quizás ir a una discoteca... Te estoy dando una pista.. Ya sabes a qué clase de placer me estoy refiriendo, es un Gozo... La naturaleza, la creación de Dios, está a tus pies.

Si tu mente no está ocupada en perseguir el placer común, y si tus emociones no están con la congoja del sufrimiento y del dolor, entonces, todo tu ser es armónico y puede percibir a la maravilla de la creación que es puro gozo, al mundo animal, al mundo vegetal y lo más importante, el que ya recibió el diploma y cruzó esta barrera en la dimensión del gozo, empieza a conocer personas de su mismo nivel, personas que gozan cuando la oportunidad se presenta y la oportunidad para ese tipo de personas, la oportunidad de gozar de cualquier mínima cosa, es gratis.

  • SE EMPIEZA A GOZAR SIRVIENDO AL PRÓ JIMO.
  • SE EMPIEZA A GOZAR CON MARAVILLOSAS IDEAS DE EVOLUCIÓN.
  • SE EMPIEZA A GOZAR DE UNA NUEVA COMPRENSIÓN.

Cuando la mente no está agitada buscando un placer, está calmada y tranquila, y puede comprender; puede comprender cosas que antes no comprendía, puede conocer los secretos del universo, puede empezar a comunicarse con otras personas... Desaparecen el temor y el miedo.

Cuando una persona se ha diplomado de ésto, repara sus órganos dañados, equilibra sus emociones, concilia sus contradicciones y sus conflictos. De repente, su trabajo, su actividad, se convierten en un goce tremendo, mientras que para la persona que está buscando placer, sencilla y llanamente, lo único que quiere es terminar con el trabajo lo más pronto posible para salir a buscar aquello... ¿No es así amigo?... Todos lo hemos hecho.

¡La nueva dimensión del Gozo!... ¡Gozar!, Hasta se goza estando sentado, podrás gozar caminando, respiras y gozas por que te sientes y te das cuenta que estás vivo... Que estás vivo. Que tienes al Creador del Cosmos dentro de ti. ¡Que eres libre!... ¡Ese es un GOZO! y sabes una cosa amigo?, el que cruza esa dimensión y es admitido en el círculo de las personas que gozan, que han triunfado, por intermedio de una voluntad férrea; que han renunciado a lo poco.

Porque el placer, uff, es una ilusión. El gozo es salud. Si llegas a entrar a ese círculo de personas, el gozo estará en ti y lo más divino es que tú lo puedes transmitir, que es transmitible, tú lo puedes transmitir a otras personas, puedes hacer que otras personas se liberen, puedes hacer que otras personas gocen, las demás gozarán únicamente en tu presencia, gozarán contigo, sí, ¡Sí amigo!... Mientras el placer lo sientes tú solamente... y es muy efímero.

Tú puedes hablarle a otras personas de tus placeres, es más, lo único que les dará a ellos es rabia porque ellos creen que de verdad has disfrutado de eso, y se sienten menos... Luego, la peste, cuando empiezas a sufrir, vas y buscas a tus amigos, viene tu mujer, tus hijos... ¡Ay! qué te pasa, pobrecito, está sufriendo y lo único que haces es infestar a los demás... Es así, tú sabes que es la verdad Amigo.

Sé juicioso, sé prudente, date cuenta, despierta. Abre los ojos, me gustaría quitarte la venda, me gustaría conocerte personalmente. Te siento y siento tu sufrimiento, y siento tu decepción cuando saliste el otro día en búsqueda de aquel placer. En mi boca estaba el sabor amargo... No puedo dejar de recordarlo. Lo he vivido una y otra vez, amigo.

Es muy sencillo, haz la lista, vuelve a leer (o escuchar) el mensaje una y otra vez, y luego elabora tu lista, sí... HAZ TODOS LOS EJERCICIOS QUE HAN SIDO MENCIONADOS EN ESTE MENSAJE Y RECUERDA: “SI PERSIGUES EL PLACER TE VAS A ENCADENAR AL DOLOR Y AL SUFRIMIENTO, PERO MIENTRAS NO PERJUDIQUES TU SALUD FÍSICA, MENTAL, EMOCIONAL, SEXUAL Y ESPIRITUAL, MIENTRAS NO PERJUDIQUES AL PRÓJIMO, PUEDES GOZAR CUANDO LA OPORTUNIDAD SE PRESENTE”... Y se Presenta. Y cómo es que se presenta, amigo... Para eso, requieres voluntad. Necesitas voluntad. Empieza a renunciar a todas aquellas cosas que te gustan, y soy tajante en eso, todas aquellas cosas que te gustan. Empieza a renunciar a ellas, despacio, lentamente, sí, lentamente... Empiezas a hacer y a gustar de todo aquello que te disgusta, también paulatinamente... También paulatinamente, investiga, indaga...

Mira... selecciona 10, 15, 20 personas de tu pequeño mundo, sé sincero con ellos, y que sean ellos sinceros contigo, pregúntales si realmente ellos están disfrutando, analízalos y ve cuánto están pasando por aquella ilusión de placer, porque es una ilusión... Es una ilusión nada más. En el fondo a la mayoría le da pena decir que no están disfrutando... Le da pena decir que fueron de viaje y era pura paja... Le da pena decir que, bueno, el carro que han pagado por 100,000 no es una gran cosa, pues, bueno, ni la casa rodante, ni otras cosas, que se yo, cada quien en su mundo.

¡Amigo! Compañero de lucha! Compañero de vida!... Sé juicioso, se prudente, escriba este Principio y la Ley de Polaridad, la Ley de Dualidad, sobre 150 hojas de papel y coloca las hojas de papel en todos los sitios, en tu closet, en los bolsillos de tus trajes, en tus zapatos, debajo de tu almohada, frente a la poceta, sobre los espejos, en el volante de tu carro, en tu billetera, cerca de tu cédula, en la guantera del carro, en tu escritorio, en el trabajo, colócalas en todas partes hasta que este Principio te recuerde mil y una vez de que... ¡cuidado!.

Sé un hombre digno de tu Creador, ni siquiera los animales se tropiezan dos veces con el mismo problema, ¡Sé un hombre!. Un hombre que es capaz de comprender, que es capaz de discernir, que es capaz de valorar a través de sus propios pensamientos y juicios, y que es capaz de darse cuenta de lo que es y de lo que no es. Un hombre capaz de tomar decisiones. Un hombre con valor y con coraje, que no le teme enfrentarse a las ilusiones y no le permitas a esa parte de ti, a esa parte que nos encanta, sí, esa parte que le encanta mantenernos en el barro, en el fracaso, atrás, como los cangrejos. Yo sé que esa parte va a salir... porque en mí salió también. Esa, es la parte que dirá: “Bueno, y si no hay placer, ¿Qué es la vida?”.

Habrá Gozo, Gozo del auténtico, Gozo permanente, hasta gozo que podrás transmitir a otras personas... A propósito de transmitir a otras personas... Sí, sí, sí... ¿Verdad que si tú logras liberarte, pasar por los primeros grados llamados: placer, dolor, sufrimiento, hasta llegar al Gozo, te gustaría transmitir este Principio y ayudar a otras personas a liberarse también?... No puedo creer que vas a ser un hombre, tú mismo, iluminado, feliz, liberado y luego resignarte a vivir en un mundo de gente esclava del placer y del dolor, ¿Verdad que no?.

Por lo menos, yo no pude resistir la tentación, verás. Y todas las personas a quienes se le ha transmitido este mensaje, tampoco pudieron resistirlo. Es algo auténtico, es algo real, porque, dentro de ese gozo, está el ver al prójimo feliz, a la sociedad feliz, al mundo feliz. No vayas a creer que combato los sitios donde se enseña los primeros grados del placer y los primeros grados del dolor también. Deben existir, hasta que toda la humanidad se haya dado cuenta de que, tanto lo uno como lo otro, tanto el placer como el dolor, son ilusiones.

El que despierta de esta ilusión. El que sale de esta película sencilla y llanamente comprende que deben existir y que hay otras personas que todavía no han llegado a este grado. No obstante, uno percibe, uno se da cuenta, cuando despierta, quienes son los que están a punto de pasar de grado... Espero que seas un ser humano completo y que le brindes toda la ayuda a aquellas personas que viven en tu mundo.

Y que, nuestro Creador Común te bendiga, te cuide y te ayude a despertar, que mañana, cuando salgas a la calle y día tras día, al leer (o escuchar) este mensaje, que te vaya mostrando la ilusoriedad del placer y del sufrimiento y que te de más muestras de lo que has recibido, de aquello que se llama Gozo; pero estoy convencido que ÉL no hará ni lo uno, ni lo otro, a menos que, desde lo profundo de tu corazón, decidas y empieces a dar activamente los primeros pasos para poner en práctica el 6to. gran Principio de la Liberación.

“Si persigues el placer te encadenas al sufrimiento y al dolor, pero mientras no perjudiques tu salud física, mental, emocional, espiritual y sexual y mientras no perjudiques al prójimo, puedes gozar cuanto quieras con libertad cuando la oportunidad se presente”.

AMIGO, QUE EL GOZO SE CONVIERTA EN EL PAN TUYO DE CADA DÍA... Para mayor comprensión de este mensaje le recomiendo los otros 11 mensajes, los restantes 11 Principios de tu Liberación. Están íntimamente relacionados con este mensaje, con este principio.

Adiós amigo, Adiós.

[Top]