4to. PRINCIPIO DE LA ARMONÍA

"LAS COSAS VAN BIEN CUANDO MARCHAN EN CONJUNTO, ARMÓNICAMENTE"

PARTE “A”

  • ¿Por qué tenemos problemas?
  • ¿Por qué las cosas no nos salen bien?
  • ¿Por qué no funciona todo a la perfección?
  • ¿Por qué tenemos luchas, angustias, preocupaciones, obstáculos, problemas?
  • ¿Porqué a pesar de todo el empeño, de toda la lucha, de todo el esfuerzo, de toda la buena voluntad que ponemos en el vivir y en el hacer de todos los días, no logramos la paz, la armonía, la tranquilidad y el bienestar que tanto anhelamos?

Seguramente te habrás hecho esa pregunta más de una vez... Las razones son múltiples, son muchas y en cada caso son diferentes... No obstante, el aspecto fundamental es que vivimos fuera de la Ley.

En un mundo ordenado, en un universo perfecto, el hombre tiene su lugar. Tú tienes tu lugar y tu vida está sometida a Leyes y Principios... Leyes y Principios que lo más probable desconozcas. La paz, la armonía, el equilibrio, el bienestar son resultados de la aplicación de las Leyes de la Vida y ninguna persona, por muy capaz o inteligente que sea, jamás podrá llegar a la tan anhelada armonía a menos que aplique consciente o inconscientemente esas benditas Leyes que nuestro Creador común nos ha otorgado para el cumplimiento de nuestro plan de vida.

Una de las Leyes, uno de los principios más importantes que puede producir dicha paz, tranquilidad, armonía y bienestar es el 4to Principio de los 12 creados por el Cosmos para iluminar la senda a todo ser humano de buena voluntad :

LAS COSAS VAN BIEN CUANDO MARCHAN EN CONJUNTO

Repito el Principio es: “TUS COSAS MARCHARAN BIEN CUANDO VAN Y AVANZAN EN CONJUNTO, ARMÓNICAMENTE”... Tus metas avanzarán cuando trates de llevarlas a cabo todas armónicamente... Las cosas van bien cuando marchan en conjunto”. Ese es uno de los Principios más difíciles de llevar a cabo en los tiempos modernos en que estamos viviendo.

¿Qué podemos hacer para poner en práctica ese Principio y por ende, armonizar nuestra vida y lograr la tan anhelada paz, armonía, dicha y equilibrio para la realización de nuestro plan cósmico?.

El primer obstáculo que nos viene a la mente para la realización de este Principio es: La educación que hemos recibido... En un mundo material tal como el nuestro, nuestros padres, nuestros educadores, se han ufanado, se han esforzado en hacernos ver claramente la importancia del dinero en nuestra vida y han hecho demasiado énfasis sobre esa parte del conjunto, en detrimento de muchísimas otras partes tan fundamentales para el bienestar como la parte material.

Segundo: la educación que hemos recibido adolece totalmente de los factores necesarios, de las partes indispensables para el logro del éxito y del bienestar... Nuestros padres han insistido en nuestra educación como individuos físicos y anímicos, y han insistido sobre una profesión, han insistido sobre este mismo logro. No obstante, si miramos alrededor, vemos mucha gente con altas posiciones sociales, profesionales y económicas, pero que no poseen la paz, la armonía y el bienestar. Esto lo puedes comprobar por ti mismo.

Tu vida, la mía, la de cualquier ciudadano en el mundo, se asemeja al cuadro de una persona casada que tiene 12 hijos, pero que a lo largo de la vida se la pasa atendiendo 2 ó 3 la mayoría del tiempo, y apenas mira siquiera a los otros 10 ó 9 hijos. Por supuesto, éstos pueden morir de hambre, pueden enfermarse, pueden fallecer y causarán una gran desgracia y un gran desequilibrio a ese padre de familia inconsciente de ellos.

¿Cómo podría avanzar, evolucionar esta persona si atiende única y exclusivamente a 2 ó 3 de sus 12 hijos?... Verdad que es imposible?... Tendrá 2 ó 3 hijos muy bien atendidos y quizás podrían progresar, pero imagínate la tristeza, la congoja, el malestar y los conflictos de esos 3 hijos exitosos cuando observan a sus hermanos flacos, sucios, olvidados, muertos de hambre... ¿Cómo podría haber paz, dicha, armonía y tranquilidad en la vida de esta persona y de sus 3 hijos exitosos?.

Cuando mencionamos la educación recibida de nuestros padres, similarmente, ellos han insistido muchísimo en la educación de esos 2 ó 3 hijos, y así lo estamos haciendo. Ellos prácticamente desconocían la existencia de los otros 9 hijos y por ende, no podían educarnos, ni señalarnos el camino en relación a su educación... Para nuestros educadores, ese padre de familia lo único que tiene son esos 3 hijos, no obstante aquellos 9 existen.

El 4to Principio, el que reza: “TUS COSAS VAN BIEN CUANDO MARCHAN EN CONJUNTO”, se refiere precisamente a que tú estarás bien si tus doce hijos avanzan conjuntamente, si tus 12 hijos están alimentados, cuidados y atendidos, cada cual según sus necesidades, y si todos avanzan en conjunto...

Este es el 4to Principio Cósmico para la iluminación hacia la Liberación individual del hombre... Compañero de vida, dentro de tu pequeño mundo también tienes 12 hijos, 12 focos de interés pero, lamentablemente, estás consciente únicamente de la importancia de algunos mientras los demás no existen en tu lucha de todos los días. Los demás no están presentes para que tú los atiendas y les dediques parte de tu tiempo. He aquí uno de los más grandes motivos de la violación de ese 4to Principio y por ende… de la congoja, de la tristeza, de los problemas y de la no consecución de la paz, dicha y tranquilidad antes mencionados.

Vayamos a ver qué podrían ser esos 12 hijos, esos 12 focos de interés.

Agarra papel y lápiz y trázate un círculo lo más grande posible sobre la hoja de papel. Un círculo del tamaño de la hoja. Ese círculo representaría tu familia. Ese círculo representaría todo lo que tú eres. Ese círculo representaría el todo de tus intereses. Representaría “Tu Vida”.

Al igual que la rueda de un carruaje divide este círculo por medio de una cruz, en 4 partes iguales... Cuatro partes iguales, dos diámetros entrecruzados en el centro.

  • Luego a una parte de esas 4 es ahí donde viven cuatro de tus hijos favoritos de los cuales bien poco estás consciente. Anota en esa cuarta parte YO MISMO. YO MISMO.
  • En el segundo cuarto anota otros 4 de los hijos, otros focos de interés muy importantes y de los cuales también poco estamos conscientes. Anota ahí: MI FAMILIA.
  • En el 3er cuarto entra un foco de interés sumamente importante para la evolución tuya. Anote ahí: EL PRÓJIMO.
  • Y en el 4to cuarto anota: MI MUNDO. MI MUNDO.

Observa bien en este momento el conjunto de tu vida, está compuesto:

  1. de ti Mismo,
  2. de tu Familia,
  3. de tu Prójimo,
  4. y de tu Mundo.

Es una esfera perfecta. Es un círculo perfecto dividido en 4 porciones.

Ahora bien, desde el centro del círculo hasta la circunferencia y a lo largo de cada rayo, a lo largo de cada línea, enumérala de 0 hasta 100. Pon 100 donde la línea cruza con la circunferencia y 0 en el centro... Hazlo sucesivamente sobre las 4 líneas, sobre los 4 rayos. Cada rayo distribúyelo en 10 porciones de 0 - 10 - 20 - 30 - 40… y así sucesivamente hasta que llegue a 100 donde toca con la circunferencia. Muy bien, ahora vamos a trabajar...

¿Cómo te calificas a ti Mismo?.

Hay que ser imparcial y objetivo, juicioso y prudente, porque de las respuestas que das dependerá mucho de tu vida. De 0 hasta 100. Si 100 fuera la atención completa, armónica y perfecta, y cero la mínima, la peor atención que puedes dar... ¿De 0 hasta 100, que atención te estás dando a ti mismo?... ¿0 - 10 - 20 - 30 - 50 - 70 - 100?... Traza una línea en el número que tú consideras conveniente... Traza una línea en el número que tú consideras conveniente, ése es tu punto de referencia.

Hagamos lo mismo en relación a la atención que tú pones a tu “Familia”, de 0 hasta 100, cero es la menor atención y 100 es la más perfecta atención, 30, 40, 70, ó 20, solamente tú lo puedes decir... Traza una línea en el número indicado al rayo que pertenece a “La Familia”.

Hagamos lo mismo en el capítulo “Prójimo”: de 0 hasta 100. Cuántos esfuerzos, cuántos empeños, cuánta atención, cuánta dedicación en relación al prójimo. Traza una línea en el número indicado.

Luego en el último capítulo de tu “Mundo”, donde está incluido: tu Creador, la naturaleza, tu trabajo, la sociedad y así sucesivamente... Traza una línea en el número indicado.

Ahora bien, conecta los números entre sí. Entre número y número de los 4 rayos traza las líneas de conexión... Veámoslo bien, qué figura has obtenido ahora. La felicidad, la paz, la armonía, el bienestar, debían ser representados por un círculo perfecto, por una rueda perfectamente armónica porque así rueda por su propia fuerza, y al rodar, girar, todo marcha.

Ahora bien, ¿Lo que tú has obtenido de tu análisis es un círculo perfecto?... ¿Verdad, que no?... Podría dar una vuelta y luego se para, verdad?... ¡Muy bien! Muy bien, amigo... Creo que has comprendido.

Creo que estás viendo claramente el 4to Principio: “LAS COSAS MARCHAN BIEN CUANDO VAN EN CONJUNTO, ARMONIOSAMENTE”... Esto no quiere decir que tu foco de interés tiene que ser el 100% en cada uno de los departamentos de tu vida. Podría ser un 20%.

Ejemplo: Traza un círculo alrededor de los 4 rayos en el punto 20....

  1. 20% en la atención a Ti Mismo
  2. 20% en la atención a tu Prójimo
  3. 20% en la atención a tu Familia y
  4. 20% en la atención a tu Mundo.

Verdad, que es un círculo perfecto?... Una rueda que puede circular y rodar y producir Armonía?... Muy bien... Creo que has comprendido. Creo que estás viendo claramente, por lo menos en forma gráfica, porqué el Cuarto Principio es uno de los Principios más importantes que rige la felicidad humana.

LAS COSAS VAN BIEN CUANDO MARCHAN EN CONJUNTO, ARMONIOSAMENTE

Muy bien... ¿Qué podemos hacer para lograr ésto?... ¿Y cuáles son los obstáculos que se nos interponen en el camino?... Primero, este mismo dibujo que trazaste durante 49 días al levantarte y al acostarte, lo tienes que visualizar en tu mente. Tienes que relajarte por 5 minutos, cerrar los ojos y proyectar el “Círculo de tu vida en tu pantalla mental, verlo en sus 3 partes:

  • El pequeño círculo a nivel 20,
  • El otro seudo círculo que es la realidad de tu vida de hoy y que no rueda, y
  • El círculo del 100%.

Visualizar claramente:

  1. Tu Mismo,
  2. Tu Familia,
  3. Tu Prójimo y
  4. Tu Mundo. ¡Rodando!...

Al hacerlo, respira profundamente y lentamente, y desea desde lo profundo de tu corazón que el seudo círculo se expanda a un círculo perfecto y así, ir logrando las primeras impresiones para el logro de esta ARMONÍA.

El más grande obstáculo que vas a conseguir en tu camino hacia la Armonía y el logro del cuarto Principio son los hábitos... ¡Los hábitos!... Verás, compañero de vida, estamos acostumbrados a hacer ciertas cosas, a dedicar nuestro tiempo a las actividades que más nos gustan y no siempre lo que nos gusta es lo correcto... Por ende, debemos aplicar EL DEBER por un lado, equilibrarlo con nuestros gustos para cambiar los hábitos que nos llevan a una vida desequilibrada e inarmónica.

¡Los hábitos!... Tengo el hábito de trabajar, trabajar, trabajar. Tengo muchos compromisos, tengo que hacer, tengo pagos, verdad que sí?. Todo eso me asfixia, todo eso me presiona y no me queda tiempo para dedicarlo ni al prójimo, ni al mundo, ni de vainas lo dedico a la familia y mucho menos a mí mismo... De la mañana hasta la noche, vengo cansado y lo único que necesito es despejar la mente. No tengo tiempo. No tengo ganas de nada más.

¡La presión material me agobia!... Esa es una de las respuestas que se oyen todos los días en relación a la Rueda de la Armonía, a la rueda del cuarto Principio... No obstante, amigo, yo sé que eso es verdad pero sé también que si tú logras despertar el deseo del equilibrio, de la paz, la tranquilidad y de la armonía dentro de tu esencia, podrás hacer y tendrás toda la fuerza necesaria para ir eliminando los hábitos que te llevan a descuidar partes importantísimas en tu evolución en detrimento de otras.

A menos que te resignes a vivir con 9 de tus hijos muriéndose y 3 ocupándote el 90% de tu tiempo... Considero que eres un hombre juicioso, que eres un hombre interesado en Evolucionar y que eres un hombre que está dispuesto a trabajar y a esforzarse... Si es así, vamos a ver qué podemos hacer para realizar la “Rueda de la Armonía”.

Vamos a ver cómo se puede cambiar un hábito. Primero: Durante 49 días y todos los días al terminar la jornada debes hacer un análisis, un análisis imparcial y concienzudo... ¡Debes observarte a ti mismo!... Hazte las siguientes preguntas todos los días al finalizar la jornada:

  • ¿Dónde he puesto hoy mi mayor interés?
  • ¿Dónde he puesto hoy mi mayor esfuerzo y a qué le he dedicado el máximo de tiempo?

¡Anótalo!...

  • ¿Lo he dedicado a m í Mismo?
  • ¿A mi Mundo?
  • ¿A mi Familia?
  • ¿A mi Prójimo?

Y al final de cada día hazte una Rueda de la Armonía. ¡Hazte una rueda diaria!... Un círculo con el dibujo dividido entre 4 y del 0 hasta 100 evalúate a ti mismo y ve el esquema resultante... Obsérvate durante 49 días y haz el análisis al final de cada jornada. ¿En qué he dedicado hoy mi tiempo y mi esfuerzo?. [Top]

4to. PRINCIPIO DE LA ARMONÍA

 "LAS COSAS VAN BIEN CUANDO MARCHAN EN CONJUNTO, ARMÓNICAMENTE"

PARTE “B”

Estimado amigo... Si llevas a cabo cabalmente las instrucciones contenidas en la primera parte de este mensaje, llegarás a conocerte muchísimo más a ti mismo. Llegarás a conocer dónde gastas tu tiempo, dónde pones tu empeño, a qué sobreatiendes y a qué descuidas, y empezarás a descubrir grandemente los factores que te impiden lograr la paz, el éxito, la armonía y la tranquilidad, y por ende, la ejecución del Cuarto Principio.

Recuerda: “LAS COSAS VAN BIEN CUANDO MARCHAN EN CONJUNTO”.

¿Qué quiere decir eso?... Eso quiere decir que si me paso todo el santo día trabajando y no atiendo mi salud física, pues sencillamente dentro de unos días estaré en un hospital y todo el esfuerzo de mi trabajo iría para pagar médicos.

Que si no atiendo a mi señora, que si no atiendo a mi novia, que si no atiendo a mis hijos, no atiendo a mis padres, que si no desarrollo mi profesión, que no tengo relaciones con mis prójimos porque el ser humano no es una isla, no puede vivir solo, que no me estoy ocupando del pequeño mundo en el cual vivo, que no tengo una relación con mi Creador, que no sé nada acerca del funcionamiento de mi mente, de mis emociones, de mi espíritu, de mi cuerpo físico...

¿Cómo podremos aspirar a la Armonía, a la Paz y a la Tranquilidad, descuidando tantos asuntos importantes para nosotros?... Amigo, todos hemos pasado por ésto... Tu cuerpo físico lo necesitas.... Emociones equilibradas son importantísimas en la vida porque son la clave de la creatividad... Una mente armoniosa, sin conflictos ni contradicciones, puede servirte de instrumento maravilloso para crear todo lo que te propones... Una voluntad, un espíritu vigoroso que puede controlar a tu mente, emociones y cuerpo y equilibrarlos, te daría el mando de tu vida.

Unas relaciones con tu esposa, unas relaciones armoniosas, una atención a tus hijos que son las semillas que tú has sembrado y de quienes esperas frutos, un mundo mejor más organizado, una economía equilibrada y radiante. ¡Necesitas de todo eso!.

No puedes seguir dedicando el 90% de tus esfuerzos a una parte muy pequeña de ti y de tu mundo... Ahí es donde radica el secreto de la Armonía. El secreto del Equilibrio... A través del análisis diario durante 49 días y a través de la visualización de la rueda de la armonía, dos veces al día durante 49 días, te darás cuenta, tomarás conciencia de ti mismo y de a dónde van tus esfuerzos y a dónde van tus empeños.

  • ¿Les irás a permitir a tus hábitos que destruyan tu vida lentamente?
  • ¿Seguirás descuidando los factores más importantes de tu felicidad y de tu éxito?...

¡Sé que no!... Sé que eres un hombre juicioso y prudente. No obstante déjame advertirte amigo, que eso no es nada fácil lograrlo, no es nada fácil... Hemos pasado por ésto, por ende te podemos decir, si tienes buena voluntad por supuesto y quieres hacerlo, cómo lograrlo... Pero prepárate. Prepárate a mucho esfuerzo, a mucho trabajo, a mucho empeño.

Hazlo como si fueras a arar y a sembrar un jardín para lograr frutos dentro de un tiempo bastante largo, pero le garantizamos amigo que vale la pena... ¡Vale la pena que lo hagas!... Vale la pena que lo hagas, porque ahí está la clave de tu éxito... La clave de tu armonía, de tu felicidad, de tu dicha, de tu bienestar y del bienestar de muchas personas que componen tu mundo.

Así que parto del principio de que sí lo vas a hacer, y ¿Si no?... Pues, es tu vida... ¡Bien!... Consiga en una papelería una carpeta gruesa. Una carpeta gruesa y coloque en ella 120 páginas... Distribuye esa carpeta en las 4 fases mencionadas en el Círculo de la Armonía:

  • 30 páginas irían para el capítulo llamado: Yo Mismo.
  • Las segundas treinta: Mi Familia.
  • Las terceras treinta: Mi Prójimo, y
  • Las últimas treinta: Mi Mundo.

Esta carpeta representaría: tu punto de reflexiones, tu plan de metas y tu plan de acción... Ahora bien, tomemos la primera parte, la que dice: “Tu mismo” y vamos a distribuirla en 4 partes a su vez:

  • La 1era sería: Mi Cuerpo F ísico.
  • La 2da sería: Mi Fuerza para Hacer, mis Emociones.
  • La 3ra parte: Las Ideas para Hacer, mi Mente y
  • La 4ta parte: Mi Espíritu, mi Voluntad de Hacer.

Como puedes observar amigo, ahí estás tú. Tú eres un cuerpo físico, un cuerpo emocional, un cuerpo mental y un cuerpo espiritual... Y esas 4 fases de ti deben estar perfectamente equilibradas y deben requerir tu máxima atención, porque si tú estás armónico, si tú estás bien, podrás dedicarte a tu familia, a tu trabajo, a tu prójimo y a tu mundo. Pero si tú no estás bien, de qué sirve el resto?.

Haz el análisis de los hábitos físicos, emocionales, mentales y de voluntad... Hazte la siguiente pregunta: ¿Mis hábitos de ahora tienden hacia una Armonía?

  • En lo Físico: ¿Cuáles son los hábitos que me perjudican?. Anótalos todos... ¿Qué podría hacer para mejorar mi salud física?.
  • Luego paso a lo Emocional: ¿Qué desgasta mi fuerza?, ¿Qué desgasta mis emociones?... Ira, cólera, rabia, celos, etc., etc., etc... ¿Cuáles son los hábitos emocionales que me desgastan la fuerza y qué podría hacer?... ¿Cuáles hábitos nuevos podrían armonizar mis emociones?.
  • Pasamos a lo Mental: ¿Cuáles son los pensamientos que me torturan?, ¿Cuáles son los hábitos de pensamiento que me perjudican?, ¿Qué pensamientos positivos podría tomar por hábitos para lograr el equilibrio mental?.
  • Pasemos al capítulo VoluntadEspíritu: ¿Cuál es mi grado de voluntad?, ¿Qué puedo hacer para desarrollar una mayor voluntad?, ¿Cuáles son los hábitos que me derrochan la energía de la voluntad?, ¿En qué no tengo voluntad?.

Amigo, te doy un secreto para lograr el perfecto Equilibrio entre Tu Querer, Tu Saber, Tu Poder y Tu Hacer... Te voy a pasar un secreto:

TODO LO QUE GUSTAS DEJA DE HACERLO Y EMPIEZA A HACER TODO LO QUE TE DISGUSTA

Sí así es, te sorprende... yo lo sé... Renuncia a todo lo que te gusta física, emocional, mental y espiritualmente, y haz todo lo que te disgusta... Ese es el secreto clave para obtener una voluntad irresistible que te permitirá armonizar: Tu Querer - Tu Saber - Tu Poder - y Tu Hacer... ¡Serás un triunfador!...

Así como hemos trabajado sobre la primera parte pasamos a la 2da parte... La segunda parte que dice: Mi familia... Anota ahí tus responsabilidades con tus padres, con tus hermanos, con tu esposa, con tus hijos, anótalo.

Anota el nombre de cada uno de ellos y hazte las mismas preguntas: ¿Mis hábitos con esas personas, con cada una de ellas, tienden a una armonía?... ¿Qué nuevos hábitos podría iniciar con la fuerza de mi voluntad para armonizar mis relaciones y cumplir con mi deber hacia mi familia?.

Luego tu Prójimo. Anota los nombres de todas las personas con quien entras en contacto. Hazte las mismas preguntas y toma decisiones.

Al pasar al capítulo de Tu Mundo, divídelo en 4 partes:

  • Mí deber con la Naturaleza.
  • Mi deber con la Humanidad.
  • Mi deber con mi Actividad.
  • Mi deber con mi Creador.

Hazte otra vez las mismas preguntas: ¿Mis hábitos tienden hacia una Armonía?, ¿Dónde tengo conflicto?, ¿Qué estoy haciendo que perjudica la armonía en mis relaciones? y ¿Si estoy cumpliendo con mi deber?, ¿Qué podría hacer?, ¿Qué nuevos hábitos podría empezar a hacer para armonizar esos departamentos de mi vida?.

Amigo, haciéndote estas preguntas, indagando, investigando, analizando y poniéndote metas, propósitos, tendrás un plan de camino, tendrás concretamente qué es lo que tienes que hacer... Luego todo lo que tienes que hacer distribúyelo por orden de importancia, por escala de valores: ¿Qué es más importante?, ¿Qué es lo necesario? y ¿Qué es lo urgente?... Distribúyelo en 3 capítulos, todas las cosas que te salieron por hacer en lo urgente, importante y necesario.

Ahora tu cuadro está mucho más completo y está mucho más claro... Pero permíteme amigo advertirte lo siguiente: A menos que lleves a cabo la primera parte de este mensaje antes de abrir la carpeta. A menos que te armes de valor para ser imparcial y objetivo. No podrás ocuparte de Ti Mismo, tú eres el centro del círculo. Tienes que lograr honestidad y sinceridad en tus respuestas, colocar todos los hábitos que están perjudicando y desarmonizando tu vida, y trabajar más que todo sobre la relación entre: Tu voluntad, tu querer, tu saber, tu mente, tus emociones y tu cuerpo físico.

Tienes que lograr el control, la autodisciplina, la autocorrección sobre tu cuerpo, tus emociones y tu mente.

  • Tú no eres tu cuerpo.
  • Tú no eres tus emociones.
  • Tú no eres tu mente.
  • No eres tu pensamiento...

¡TÚ ERES EL ESPÍRITU VIVO QUE POSEE EL PODER Y LA VOLUNTAD DE TU CREADOR!

Esa es la gran clave de la armonización de ti mismo, compruébalo.

Ahora bien. Toma una cartulina. Una cartulina de 64 centímetros de largo por 45 de ancho, de esas que se consiguen en cualquier librería... Traza en ella al máximo tamaño, tu Rueda de la Armonía... Distribuye primero en 4 partes el círculo... Haz 4 rayos que parten del centro... Luego cada parte de este círculo o sea, la parte dedicada a Ti Mismo trázale otros 4 rayos:

  • a) Una para tu Mente,
  • b) Otra para tu Voluntad,
  • c) Otra para tus Emociones, y
  • d) Otra para tu Cuerpo F ísico.

Y haz igual con las demás distribuciones a lo largo de todo el círculo... El punto 0 es el centro. La circunferencia sería el punto 100... Después de abrir tu carpeta, de estructurarla, de haberte analizado, de haber sacado en claro cuáles son los hábitos que frenan tu camino hacia la Luz.

Después de tener bien claro qué es lo que tienes que hacer en cada departamento de tu vida, y después de tenerlo ordenado por escala de valores desde lo más urgente hasta lo necesario... Trázate tu propia escala dentro del círculo, entonces tendrás un mapa, tendrás una guía, tendrás una visión que tendrás que meditar todos los días, que visualizarás todos los días a lo largo de muchos y muchos meses de trabajo.

Estimado oyente, éste no es un trabajo para perezosos. Esto no es un trabajo para fracasados... Este es un trabajo para personas que han despertado a su realidad. Que se han dado cuenta de que su vida se les puede escapar de las manos. De que los días pasan y en un abrir y cerrar los ojos uno tiene su cuerpo físico enfermo, con órganos destruidos... Ya no tiene fuerza emocional, ni el coraje, ni el valor para proponerse metas y llevarlas a cabo... Ya no tiene mente para pensar porque se dio cuenta que si piensa puede sufrir muchísimo, entonces adormece su conciencia... Amigo, los días pasan, ésto se lo garantizo.

Tus hábitos negativos, los hábitos que hacen que tú recibas golpes, los hábitos que echan a perder tu vida, tu relación con tu familia, en tu trabajo, con tu prójimo, todos los días… se cristalizan más. Se consolidan más dentro de tu sistema y cada día que pasa será más y más difícil de cambiarlos.

“LAS COSAS VAN BIEN CUANDO MARCHAN EN CONJUNTO”

Recuerda: Tus metas se lograrán si les dedicas atención a cada una de ellas y a todas en conjunto. No importa que no llegues al 100% del círculo... Si armonizas primero en un 10%, luego en un 20%, luego en un 30%, luego en un 40%, pero siempre UN CíRCULO QUE PUEDA RODAR, siempre en armonía, en paz y equilibrio; se trata de empezar.

Primero, elija los hábitos, los más fáciles de erradicar, ahí aprenderás cómo se cambia un hábito. Estás dispuesto... ¿Si?, Realmente ¿Vas a hacer y a llevar a cabo este 4to Principio?... Te siento y creo que sí lo vas a llevar a cabo... Así que te voy a dar una de las claves más importantes para el cambio del hábito:

Relájate. Cierra los ojos y visualízate a tí mismo en la pantalla mental haciendo el hábito que más detestas... Supongamos.... Supongamos que tienes el hábito de enervarte, de ponerte fúrico. Visualízate en tu pantalla mental con alguien que esté hablando contigo y que estás entrando en furia, vete a ti mismo vociferando, discutiendo, gritando, peleando... Siente asco hacia esta persona que tú ves en tu pantalla mental. Hacia aquel hombre que está enervado, fúrico, arrecho, violento. ¡ Siente asco hacia él!.

Luego, empieza a verlo calmarse lentamente por fuerza de tu voluntad. Empieza a visualizarlo en tu pantalla mental por la orden que tú le das de que se calme, de que se aquiete, de que lo tome con calma, con paz. Véalo bajar las manos. Véalo relajar los músculos de la cara y empezar a sonreír. Véalo pidiendo disculpas y desea ser este hombre. Desea ser desde lo más profundo de tu corazón este hombre.

Repite ese ejercicio durante 7 días con cada uno de los hábitos... Y no olvides.... Siente asco por el hombre que carga con los viejos hábitos y pon tu mejor deseo, el deseo de tu alma, de ser aquel hombre que tú estás proyectando en tu pantalla mental, aquel hombre calmo, sereno, o lo opuesto del hábito nefasto que quieres erradicar.

Hazlo. En relación a tu cuerpo físico, mental, emocional. En relación a la voluntad, en relación a tu mujer, a tus hijos, a tu trabajo. Tú puedes, a través de este sistema construir UN YO NUEVO,UN TÚ NUEVO, UN HOMBRE ARMÓNICO QUE NACERÁ DE LOS ESCOMBROS DEL HOMBRE QUE ERES HOY.

Amigo, nosotros hemos pasado por este camino. Nosotros lo hemos podido lograr... Tú también puedes!... No solamente lo hemos logrado sino que estamos cumpliendo con nuestro compromiso con aquellos que nos han precedido en el camino, transmitiéndote a ti las claves para la armonización de tu vida... Tú tienes todas las posibilidades abiertas; ningún obstáculo puede frenar tu evolución hacia el cumplimiento de este Principio, hacia la paz y hacia la armonía.

Ahora bien, lo que queda por decirte amigo es el precio... ¡Sí! esto tiene un precio, no es un precio en dinero sino la promesa formal de parte tuya, la promesa de un hombre. La promesa de un hombre adulto y maduro que tiene palabra, de transmitir y enseñar a 7 personas, las más allegadas a ti, los secretos de la Armonía y de cómo llevar a cabo este 4to Principio: LAS COSAS VAN BIEN CUANDO MARCHAN EN CONJUNTO.

Dentro de tus metas ponte el propósito de enseñar LA RUEDA DE LA ARMONÍA a 7 personas de tu estimación y que ellos a su vez lo transmitan en un futuro dado a otras personas... De esta manera iremos creando un mundo mejor, un mundo armónico, un mundo de Luz, tal como lo concibió Nuestro Creador Común.

¡Gracias!... Nuestra vibración te acompañe aunque no nos conozcas... Cada individuo que se empeña en llevar a cabo las Leyes y los Principios y el Plan Cósmico está con nosotros y es uno de nosotros. Que nuestro Creador Común te bendiga, te ilumine, te guarde y te de el valor, el coraje y la fuerza para emprender ese gran cambio en tu vida.

Gracias....

[Top]