1er. PRINCIPIO DE LA EVOLUCIÓN

“EL IR CONTRA LA EVOLUCIÓN DE LAS COSAS ES IR CONTRA TI MISMO”

PARTE “A”

Buenos días, buenos días compañero de vida, compañero de sendero...

La presente grabación es para transmitirte uno de los Principios más importantes que rige el comportamiento humano. Con la ayuda de este Principio habrá Luz en tu Sendero. Así que esté atento, y reflexione cada palabra, cada frase de este mensaje. Escúchalo, medítalo, reflexiónalo, una y otra vez, hasta que su contenido se convierta en parte de ti mismo, se convierta en tu manera habitual de encarar la vida, que te sea hasta instintivo, automático.

EL IR CONTRA LA EVOLUCIÓN DE LAS COSAS ES IR CONTRA TI MISMO, SI VAS CONTRA LA EVOLUCIÓN DE LAS PERSONAS, COSAS, SITUACIONES, EVENTOS QUE HAY EN EL MUNDO, ESTARÁS YENDO CONTRA TI MISMO.

Este Principio está basado sobre una Ley Cósmica, la Ley más importante que rige el Universo. Es la Ley que dice que el Creador que ha creado Todo lo que hay, ahí está Él presente en cada partícula, en cada átomo de Su creación. ¡El Todo está en Todo y el Todo está en Todas las cosas!, es por eso, básicamente, que si vas contra la evolución de las cosas, estás yendo contra ti mismo.

La vida es una y late en todos los reinos del Cosmos: Late en el Reino Mineral, el Reino Vegetal, el Reino Animal, los planetas, los soles, en el agua, en el fuego, donde quiera que poses tu mirada ahí hay movimiento; el movimiento es Vida y la Vida evoluciona, la Vida es Una. El mismo impulso de vida que sientes en tu pecho, en tu corazón, la misma consciencia que late en ti, está en la piedra, está en el animal, está en las demás personas, está en los árboles y la Vida evoluciona de formas imperfectas hacia formas perfectas, de lo más denso a lo más sutil, de lo más material a lo más espiritual; por eso, si frenas la evolución de cualquier partícula de Vida, estarás frenando la evolución de la misma vida que late en ti.

Ahora bien... ¿Cómo puede este Principio ser llevado a cabo en la vida moderna que llevamos?

Sencilla y llanamente, reflexiona conmigo: si el Principio dice que el ir contra la evolución de las cosas es ir en contra ti mismo, esta diciendo, en otras palabras: si te empeñas y ayudas a las cosas a evolucionar cada cual según su patrón, estarás evolucionando tú mismo, ¿No es así?... O sea, si tú ayudas a otras formas de vida a evolucionar... ¿No estarías acaso ayudando a la misma partícula de vida que late en ti, que es una con las demás, a evolucionar también?

Sencillo, ¿Verdad?... Muy bien amigo, vamos a ver cuáles son los obstáculos que podemos encontrar en el camino para llevar a cabo este Principio.

El primero y principal es que vamos desde el momento de nuestro nacimiento pensando que somos una entidad separada, que yo soy yo y Pedro es Pedro y Juan o es Juan, que yo no tengo nada que ver con el sol, con la luna, con las aguas, con el fuego, con la mata de eucaliptos, con el perro... ¿No es así?... Esa ha sido la educación que hemos recibido. No basta con comprender la idea de que somos uno con todas las cosas, que nuestra vida es la misma vida con las demás, es preciso sentirlo, sentirlo. Es preciso que ese sentir entre en cada una de las células que conforman tu mente, tus emociones y tu cuerpo. Es preciso que lo recuerdes paso a paso, a medida que vas avanzando en la vida.

Ese es el primer obstáculo, el creernos una entidad separada, independiente, individual del conjunto del todo.

El segundo obstáculo que conseguiremos en el camino es que no tenemos presente en la mente, en el espíritu, de que todo evoluciona o involuciona. Si tiro una piedra se alzará en el aire a medida que dure el impulso de la fuerza que la lanzó, al terminar ese impulso, caerá. Ascender es evolucionar, descender es involucionar. No puede haber nada estático en el Universo, no hay nada inerte, no hay nada parado, paralizado, todo se mueve, todo vibra, hacia adelante o hacia atrás, hacia fuera o hacia adentro; todo evoluciona o involuciona.

Amigo, vamos a concentrarnos, vamos a reflexionar, vamos a meditar: una semilla evoluciona en un árbol; un niño evoluciona en un hombre; un perrito evoluciona en un perro mayor y así sucesivamente. Ideas evolucionan, pensamientos evolucionan, sentimientos evolucionan, situaciones evolucionan. Usted se casa hoy y puede evolucionar o involucionar; su unión puede ir hacia fases mas avanzadas de vida o puede involucionar y degradarse hasta el infinito. Usted puede empezar una actividad hoy, un trabajo, puede empeñarse, esforzarse y seguir la evolución de su trabajo, como muy bien puede involucionar. Dentro de nuestro pequeño mundo esa es la lucha de todos los días.

Estamos compuestos por tres entidades básicamente: Mente, Emoción y Cuerpo. Conscientemente, ningún individuo quiere involucionar; conscientemente, cuando estamos despiertos y nos preguntan, pues todos queremos evolucionar, todos queremos ser mejores personas, mejores trabajadores, mejores profesionales, mejores amigos, mejores padres, mejores hermanos, mejores hijos, tener mayor fortuna, lograr ideas creativas,

¿No es así?... No obstante, ese deseo de evolucionar está en nuestra mente y nuestra mente es débil; por ley de dualidad se le opone normalmente nuestro instinto emocional. Nuestro instinto emocional tiene la tendencia de involucionar, de ir hacia atrás. Verás, ese instinto es perezoso, goloso, justificador, se queda sentado, rehuye el esfuerzo, busca el camino más fácil, tiende a involucionar y dentro de ti, dentro de mí, dentro de todas las personas hay esa constante lucha entre nuestra parte que quiere ir adelante y la otra que impulsa para ir atrás. Nuestro cuerpo esta en medio de esa batalla, los chispazos que producen las fricciones entre nuestra mente y nuestras emociones se convierten en debilidad, enfermedades, destruyen nuestros órganos, nos amargan la vida; nuestro cuerpo soporta esa batalla que sucede dentro de nosotros entre las dos fuerzas.

Volviendo a nuestro Principio: “El ir contra la evolución de las cosas es ir contra ti mismo”. Eso significa que si tú apoyas la involución de algo externo a ti, le estarás dando fuerza a la parte en ti que involuciona; mientras que si tú ayudas dentro de tu mundo a otras formas, seres o personas a evolucionar, estarás apoyando a la parte de ti que quiere evolucionar.

¿Como podemos llevar esto a cabo?

Las personas que han cruzado por ese sendero hacia la evolución antes que tú y antes que yo, se han planteado este gran enigma, los que cruzaron la barrera y han evolucionado etapa tras etapa, estación tras estación, nos dejaron lo siguientes legados de sus experiencias.

Antes de seguir, me gustaría recomendarte que leyeras (o escucharas) la primera parte durante 7 días, que medites y que reflexiones; esa es la primera parte de su legado, es comprender el Principio, comprenderlo a fondo, ver la luz de este mimo Principio y por qué es el primero de los 12 que dan al hombre la liberación total de su vida y la máxima evolución a la cual uno puede llegar. A menos que sigas ese primer consejo de los que han cruzado por este camino, no valdrá la pena que vayas a hacer lo que sigue. Así que sé prudente amigo, sé juicioso, sal de la masa, sé diferente, toma este consejo, la única finalidad de él es hacer de ti un ¡Hombre Libre!

El segundo consejo que ellos han dejado después de comprender muy bien el Principio, es hacer un análisis de nuestra propia vida.

Agarra un papel y lápiz y escribe. Hazte la siguiente pregunta: ¿Puede ser que sin darme cuenta estoy haciendo, diciendo, contribuyendo a involucionar a mi propia vida y a las personas a mí alrededor?

No digo que tú lo estás haciendo, pero podría ser porque aquella parte de nosotros que involuciona nuestra vida opera muy secretamente, a escondidas, es subconsciente, no nos damos cuenta de ella y para desentrañar esa posibilidad, anota:

    • -¿Qué, pensamientos me vienen a la mente y me hacen daño?
    • -¿Cuáles son las emociones que siento de vez en cuando y que me involucionan?
    • -¿Mis acciones contribuyen a la evolución de mi cuerpo físico?
    • -¿Todas las cosas que hago son evolutivas?

Luego, pasamos a las personas con quienes convives: pueden ser tu novia, tu esposa, tu madre, tu padre, tus hermanos, tus hijos, tus compañeros de trabajo; anótelos, uno por uno, con nombre y apellido y hazte la siguiente pregunta:

¿Puede ser que esté haciendo algo que involucione o que hace que fulano, zutano, perencejo, echen para atrás en vez de adelante?

Hazlo desde el punto de vista de pensamientos, emociones y actos.

Luego, después de haber hecho eso, te despertarás y te darás cuenta grandemente de aquella entidad que está en nosotros, que es nosotros mismos, pero que por Ley de Equilibrio debe tender a involucionarnos y nuestra mente debe tender a evolucionar. Después de haber hecho ese análisis descubrirás y develarás muchísimas cosas desconocidas.

Eso sí amigo, tienes que ser sincero contigo mismo, imparcial, como si tú fueras a hacer esto acerca de otra persona. Ahora bien, después de terminar hazlo durante 7 días, una vez al día, cada día como si fuera la primera vez que lo fueras a hacer y no olvides: sé juicioso, sé prudente, lleva a cabo los consejos, son el principio de tu Liberación de las influencias involutivas del mundo.

El tercer consejo es el siguiente: Elige una hora al día durante los próximos 49 días, en esta hora te desocuparás totalmente de todas tus actividades, de todas tus relaciones y debes ir en búsqueda de ver la evolución en acción, ver la evolución en acción; o sea, puedes ir a un hospital ver a un niño recién nacido, ver otro que nació un día antes y otro que nació dos días antes para ver cómo evolucionan; puedes ver o sembrar por ti mismo una mata y durante 49 días veras que si tú la riegas evoluciona. Ve a un laboratorio y observa en un microscopio las células de vida cómo evolucionan.

Busca, indaga, investiga, hasta que la evolución esté totalmente impregnada de tu ser, hasta que todas las células de tu piel respondan a la palabra evolución, hasta que te hayas dado cuenta realmente que todo evoluciona.

Luego viene la segunda parte, ve la involución que hay en el mundo. Edificios que se destruyen para construir otros mejores, alumnos que los raspan en el colegio, marido y mujer se divorcian, gente que se muere, empleados que los botan de su trabajo, accidentes de carro, violencia, todo eso son indicios claros de involución, todas las personas y las cosas involucradas en esas situaciones están involucionando.

Luego, analiza tu propia vida, recorre en tu memoria, usa tu imaginación y ve cuántas veces en el pasado has querido avanzar pero has retrocedido, ve cuántas veces la involución te mantuvo sin fuerzas para seguir adelante, cuántas ideas has tenido en mente de hacer cosas evolutivas y han sido frenadas.

Luego, usa otra vez tu mente, tu memoria, cuántas veces has hecho daño a otras personas y ellos han involucionado por eso, cuántas veces has ayudado a otras personas y ellos evolucionaron por tu causa. Amigo, en tus manos están los secretos que han llevado a los hombres a la liberación; en tus manos está el hacer de tu mundo un mundo mejor o hacer de tu mundo un infierno; en tus manos está hacer que los demás tengan el “infierno” o tengan el “cielo”. ¡El ir contra la evolución de los demás y los demás es todo, es ir contra tu propia evolución!.

Si después de los 49 días, si después de ese análisis exhaustivo, si después de ese conocimiento de ti mismo y de los demás, has despertado a la realidad de que todo evoluciona o involuciona, de que tú puedes ayudar a los demás a evolucionar; cómo puedes contribuir, aun sin querer como decimos, a que los demás involucionen; por supuesto, sin querer, nadie conscientemente hace daño a nadie, ni siquiera a una mosca, pero debemos recordar que dentro de nosotros estamos dormidos, no estamos alertas, no estamos despiertos, cuando estamos agobiados por nuestros miedos, nuestros temores, nuestras necesidades, nuestras luchas, cuando nosotros nos olvidamos que los demás son nosotros mismos, que la vida que hay en ellos es la misma vida que hay en mí, entonces aquella entidad nos lleva a hacer cosas que nosotros conscientemente no deseamos hacer.

Verás amigo, nadie desea ver a un niño llorar, nadie desea que nadie muera de hambre, nadie desea guerra, nadie desea conflictos, conscientemente queremos ver a todo el mundo feliz, radiante, progresando; no obstante a nuestro alrededor las señales y los efectos de la involución están por doquier.

  • ¿Quién hace esto?
  • ¿Quién lo hace amigo?

Sencillamente yo, tú, él, la parte de nosotros, los seres humanos, que no controlamos aquella parte que tiende a involucionar y que por miedo, necesidad, aislamiento, temores o traumas, domina a nuestra esencia y nos lleva a hacer aquellas cosas. Eso es la involución.

Reflexiona... puedes imaginar si cada una de las personas que hay en este mundo pudiera tomarse en sus propias manos y decir: ¡Cumplí con este Principio!, el Principio que dice: “El ir contra la evolución de los demás y de las cosas es ir contra ti mismo”.

Si cada ser humano que hay en el planeta se pusiera a hacerlo... ¿Qué clase de mundo tendríamos?, ¿No tendríamos un mundo maravilloso, un mundo hermoso, un mundo que nuestro Creador ha concebido perfecto y por eso nos ha imbuido con la fuerza de evolucionar?.

La mejor manera de llegar a un mundo mejor es que tú, yo, Juan, Pedro, Marcelo... empiece cada cual en su propio mundo. Nosotros hemos empezado y nosotros lo estamos logrando amigo. ¡Tú también lo puedes hacer!. Tú también puedes hacer de tu mundo un mundo mejor y cuando aprendas a hacerlo siguiendo los consejos de aquellos que pasaron antes que tú en el camino, tú podrás también enseñárselo a los demás para ayudarlos a que evolucionen en su propio mundo.

No es una quimera amigo, no es una ilusión, es una realidad, este mensaje te esta llegando y para ti es nuevo; no obstante, nosotros tenemos muchos años, millones de personas están trabajando sobre esto, lo que pasa es que tú no estás en contacto con ellos, lo estamos haciendo precisamente porque o ayudamos a la piedra a elevarse, o sino se cae y si se cae, nos lleva a nosotros en su caída; piensa en esto amigo, piensa en esta posibilidad, si tú no tomas este mensaje, no sigues sus consejos, en tu caída nos llevarás a nosotros porque la vida que hay en ti involuciona y como es la misma que hay en mí, involuciono también.

Sé que te sorprende este análisis, pero es la verdad, es para personas que están deseosas, es para personas que están cansadas, es para personas que desean un mundo mejor, aquí y ahora, hoy, no un cielo en un futuro. [Top]

1er. PRINCIPIO DE LA EVOLUCIÓN

“EL IR CONTRA LA EVOLUCIÓN DE LAS COSAS ES IR CONTRA TI MISMO”

PARTE “B”

¡El ir contra la evolución de las cosas es ir contra ti mismo!. Si vas contra la evo1ución de las cosas estarás yendo contra ti mismo.

Dicho en otras palabras, amigo, si ayudas a los demás a evolucionar estarás evolucionando tú mismo. Esta es la clave, esta es la clave. Amigo, ojalá pudieras llevar a cabo los consejos que se te han dado en la ‘Parte B’ son fundamentales. A menos que lo hayas practicado y hayas seguido las instrucciones paso a paso, no podrás emprender lo que sigue.

La razón de ello es que la evolución es como una escalera, se evoluciona paso a paso, paso a paso. Imagínate una persona que quiere brincar en vez de subir la escalera paso a paso, desea saltar de 10 en 10 escalones... ¿No es verdad que podría romperse la cabeza?.

Sé prudente, sé juicioso, sé inteligente amigo, tú puedes. Si a conciencia todavía no llevaste a cabo los consejos que están en la ‘primera parte’ no importa, vuelve a leerlos (o escuchar el audio) otra vez, vuelve a leer cada consejo, tome nota hasta que aquella parte de ti que tiende a involucionar haya comprendido de que tú ahora deseas Evolucionar. Si todo el trabajo de la ‘primera parte’ ha despertado en ti e1 deseo de Evolucionar, el no atentar más contra la evo1ución de las demás personas, situaciones y cosas; si te has dado cuenta que a lo largo de tu vida has atentado y frenado esa Evolución una y otra vez, y si despertaste el hecho y te diste cuenta de que la Involución de los demás es la tuya, entonces tengo la esferanza de que puedes seguir estudiando...

Nuestra pregunta clave es la siguiente:

¿Cómo puedo hacer para Evolucionar?

Sencillamente, hay una ley que se llama la Ley del Ternario o la Ley de Tri­Unidad, no puede haber evolución a menos que una persona concilie la “fuerza involutiva” y la “fuerza evo1utiva” en sí mismo.

Dicho en otras palabras, no podrás evolucionar ni ayudar a las cosas y a las personas a evolucionar a menos que tu mente y tus emociones trabajen a la par, a menos que el deseo tuyo de evolucionar, que es deseo mental, entre a tus emociones y tus emociones también deseen evolucionar... Juntando esas dos fuerzas, la activa y la pasiva, como en el caso de la electricidad, entonces podrás producir una tercera fuerza superior a las dos anteriores y esa “Tercera Fuerza” es netamente Evo1utiva.

Amigo, quiero llamarte la atención sobre una palabra, la palabra Evolución.

EVOLUCIÓN implica VOLUNTAD... escribe: Evolución.- Evolución significa: ¡Acción de la Voluntad de Ir Adelante!.

Debajo escribe: Voluntad, de la raíz Volu: en Evolución y Voluntad. Y la Voluntad viene de la unión de la idea que tienes en tu mente y el deseo de llevar esa idea a cabo... ¿Está claro, verdad?... Ojalá pudieras llevarlo a cabo. Desde la posición en que Nosotros nos encontramos te enviamos toda la vibración y toda la energía necesaria para que tú lo puedas lograr.

Hazlo de la siguiente manera: durante 49 días lo primero que harás al levantarte y al acostarte será lo siguiente:

Relaja tu cuerpo, ponte en posición horizontal, el cuerpo recto, cierra los ojos y visualiza en tu pantalla mental un punto y un círculo negro sobre fondo blanco, visualízalo en tu mente: un punto y un círculo perfecto alrededor, debajo visualiza lo siguiente: Una frase que dice:

El todo está en todo y el todo está en todas las cosas”, cuya explicación es: “La vida está en todo y el todo está en la vida”... Debajo visualiza el Principio: ¡Si ayudo a los demás a evolucionar, evolucionaré yo mismo!. Esta es una imagen que está en tu mente: el punto en el círculo, la Ley Cósmica y el Principio que le sigue.

Ahora bien, después de tres minutos de tenerlo en tu pantalla mental empieza a desear vehementemente, empieza a desear desde lo más profundo de tu corazón, desea tan profundamente que eso se convierta en realidad en tu vida, háblale a tus emociones, a la otra parte de ti, como si fuera una persona ajena a ti y hazle ver el círculo con el punto en el medio, y hazle ver que la evolución es el Principio Mater del Universo.

Amigo, haz esto repetidamente durante 49 días, por la mañana y por la noche, recuerda esto durante 7 veces al día; 7 veces al día, recuerda que has tomado la decisión de evolucionar, que has tomado la decisión de no frenar la evolución de ningún ser viviente y recuerda: todo vive, la piedra evoluciona, el animal evoluciona, el agua evoluciona, el mineral evoluciona, los vegetales evolucionan, los negocios evolucionan, tus ideas evolucionan, tu cuerpo evoluciona, todo evoluciona.

A través de la visualización del círculo y del Principio estarás empezando a unir a tu mente con tus emociones, estarás empezando a unir a la parte de ti que quiere ir adelante y ala otra parte que tiende a ir hacia atrás.

Luego, después de haber hecho eso, cómprate una carpeta, una carpeta, compuesta de 100 páginas, divídela en 4 secciones, 4 secciones:

  • La primera sección dirá: La Evolución de mi Propia Voluntad, la Evolución de Mí Mismo;
  • La segunda sección dirá: La Evolución de mi Mundo;
  • La tercera: La Evolución de las Personas que Viven en mi Mundo; y
  • Cuarto: La Evolución de la Naturaleza-Humanidad.

Después de tener esa carpeta, ahí tendrás tu esquema para Evolucionar. Será algo preciso, algo concreto y no algo vago.

La primera parte que trata de la Evolución de tu Voluntad, anota en ella el Principio con el punto y el círculo. Luego distribuye esa parte en cuatro:

  • Anota: La Evolución de mi Cuerpo Físico.
  • La segunda parte: La Evolución de mi Cuerpo Emocional, la Evolución de mis Emociones;
  • La tercera: La Evolución de mis Pensamientos; y,
  • La cuarta: La Evolución por la Aplicación de las Leyes Cósmicas.

Pasamos a la segunda parte de la carpeta que dice: La Evolución de mi Mundo. Esta parte la distribuyes en dos:

  • La primera será: La Evolución de mis Actividades,
  • La segunda: La Evolución de mis Posibilidades.

Ahora pasamos a la tercera parte de la carpeta. Esa se va a distribuir en 4 partes:

  • En la primera: La Evolución de los Amigos. Anota los nombres de todos los amigos con quienes te ves frecuentemente.
  • La segunda: sería LaEvolución de mi Familia. Ahí anotarás el nombre de tu papá, de tu mamá, de tu esposa, de tu novia, de tus hijos.
  • La tercera: LaEvolución de mis Compañeros de Trabajo. Anota los nombres de todas las personas con quienes estas en contacto; y
  • La cuarta: LaEvolución de toda Persona con quien coincido a diario.

Pasamos a la cuarta parte de la carpeta que dice: La Evolución de la Humanidad-Naturaleza. Esta la distribuyes en dos:

  • La Evolución de la Humanidad y
  • La Evolución de la Naturaleza.

Después de haber hecho todo eso coloca la pregunta clave al principio de la carpeta en la primera hoja:

¿Que puedo hacer para ayudar a todo lo que he escrito en la carpeta a evolucionar, a ir a un grado más elevado?

Esa pregunta estará a lo largo de toda la carpeta, mientras le dedicas todos los días 20 ó 30 minutos... Luego, supuestamente, ya tendrás respuestas concretas en qué manera podrías ayudar a tus ideas a evolucionar, a tus emociones, a tu cuerpo físico, a tu trabajo, a tus amigos, a tus conocidos, a la humanidad. Puedes contribuir concretamente.

No obstante, en el caso que la parte involutiva en ti te hace ver que puedes hacer bien poco para los demás y para ti mismo, sé listo y sé astuto. Amigo, te estoy poniendo en la mano la forma en cómo puedes ayudar a los demás a evolucionar. Si la parte en ti involutiva no te dio ninguna respuesta satisfactoria en cómo y haciendo qué puedes ayudar a los demás y a ti mismo a evolucionar, entonces usa este mensaje, usa tu experiencia, usa este Principio y llévalo para que los demás lo conozcan y puedan practicar y poner en su propia vida el Primer Principio de la Liberación del Hombre.

Pero supongamos que has logrado ver que sí puedes ayudar a los demás, los relacionas con un símbolo, con un dibujo x, el que tu gustes, cierra los ojos, lo proyectas en tu pantalla mental, pones qué es lo que quieres lograr y lo deseas vehementemente, lo deseas fuertemente, transmitiendo la imagen que está en tu mente a tus emociones durante 7 días al levantarte y al acostarte, y 7 veces al día recordar aquello que quieres hacer, aquello que te permite evolucionar.

Como has podido comprobarlo amigo de viaje, compañero de vida, hay que trabajar, hay que sudar, hay que 1uchar, lo que está en este ‘mensaje’ no es para perezosos, no es para indolentes, no es para fracasados, no es para personas que no han hecho el esfuerzo necesario para evo1ucionar en sus vidas, sino es para aquellos que se han esforzado una y otra vez y por falta de método, por falta de Principio, por falta de saber, por falta de Luz han tropezado con obstáculos supuestamente insalvables.

Espero que tú seas de esas personas que valoran su vida, las personas que han comprendido que el Cosmos es orden y todo orden proviene de un Ordenador, no importa cómo tú lo llamas, ni cómo lo concibes; el orden cósmico, los planetas, las galaxias, los soles, tu vida, la vida de la ameba, de la célula, crecen bajo principios, y ritmos perfectamente armónicos y acoplados.

Quizás me preguntarás y.. ¿Por qué no le han enseñado esto a uno cuando era niño o joven?... Amigo, te responderé con palabras de un gran sabio:

Toda cosa es bonita a su debido tiempo. Tiempo para dormir, tiempo para comer, tiempo para trabajar y tiempo para descansar, y también hay un tiempo en la vida de un hombre donde puede recibir las enseñanzas necesarias que podrán llevarlo al cumplimento de su Plan de Vida”.

La famosa frase: CUANDO EL DISCÍPULO ESTÁ LISTO PARA OIR Y HACER, EL MAESTRO SE PRESENTA CON LA ENSEÑANZA DEBIDA.

Amigo, no permitas que nada en ti te engañe. No permitas que nada en ti te engañe, sé inteligente, tu Creador te ha dotado de mente para pensar, de emociones para percibir y sentir, y de un cuerpo vigoroso para hacer:

Idea , Emoción y Acción.

Tú puedes comprender por ti mismo, sin auxilio ni necesidad de nadie, la verdad que yace en este mensaje... No escuches a la parte en ti que te dice que es difícil, que no puedes llevarlo a cabo, ¿Será verdad? ¿No será verdad?... Esa es la parte que llamamos “Fuerza Involutiva”, es la parte de ti que esta feliz viéndote en el charco, en el barro, en el fracaso, esa parte feliz que te ve por el suelo es la parte que te ha causado las desgracias en tu vida.

¿La escucharás una vez más o serás juicioso, prudente?... Apelo a tu otra parte, a la parte que aprecia los dones de la sabiduría de la inteligencia, la parte que sabe que hay que esforzarse para lograr algo, la parte que sabe que sin esfuerzo nada vale.

Pero no quiero que esas partes en ti, la inteligente: Evolutiva y la Involutiva peleen. Basta, basta de conflictos y basta de “contradicciones”... Llegó la hora y a través de este mensaje estás recibiendo el “cómo” tu parte evolutiva puede influir en tu parte involutiva para que los dos, como dos hermanos se estrechen las manos y muevan el cuerpo a hacer las metas que te permitirán un mundo luminoso, un mundo feliz.

Así que decide, tienes que decidirlo hoy, mañana, pasado, todos los días, 7 veces al día, decidir evolucionar. No te desanimes si a la primera, o a la segunda o a la tercera vez no logras transmitir la imagen con el punto en el círculo o no logras despertar el deseo dentro de ti mismo, no claudiques, hazlo una y otra vez, una y otra vez, porque al lograrlo nada absolutamente nada se podrá poner entre tú y la evolución, ningún obstáculo será insalvable.

Pero todo eso tiene un precio. No el precio de este mensaje, ni el precio de nuestro trabajo, sino otro precio, que si tu logras realizar todo lo que esta en este mensaje, te comprometas delante de tu ser y del Creador del Universo de usarlo única y exclusivamente para fines evolutivos, de usarlo únicamente al servicio del bien y de la perfección, y de transmitirlo a otras personas que podrían estar como tú lo estas hoy en una oscuridad bastante gran de, sin saber cómo evolucionar, cómo ir adelante, ese es el precio.

Una vez hicimos este juramento delante de otras personas que nos han pasado esta enseñanza y hemos estado como tú lo estás hoy en una relativa oscuridad, y hoy estamos cumpliendo en transmitirte a ti este ‘mensaje’ para que tú a tu vez te comprometas contigo mismo a llevarlo a otros.

¿No te gustaría que en tu pequeño mundo todas las personas progresaran, triunfaran, fueran felices?

¡Lógralo tú primero!, ¡Sé tú feliz!.

!Gracias!.

[Top]