***LA SOBERANÍA DIVINA Y HUMANA***
-ENSEÑANZAS DE MICAEL-

La Hermandad de los hombres tiene su fundamento en la PATERNIDAD DEL PADRE DE PADRES; la Familia del PADRE-MADRE proviene de Su AMOR -El PADRE-MADRE es AMOR. El PADRE DE PADRES Ama divinamente a SUS HIJOS, a todos sin excepción alguna.

El REINO DIVINO, el GOBIERNO DIVINO es fundado sobre el hecho de la SOBERANÍA DIVINA: El PADRE CREADOR es ESPÍRITU. Ya que El PADRE DE PADRES es ESPÍRITU, Su Reino es también ESPIRITUAL. El Reino de los Cielos no es “material” ni meramente “intelectual”, El Reino de los Cielos es una relación profundamente espiritual entre El PADRE-MADRE y El HIJO [El Hombre].

Si las diferentes religiones del mundo reconocieran de verdad, verdad, la SOBERANÍA DEL PADRE DE PADRES, entonces todas ellas evolucionarían en Paz. Sólo cuando una religión asume ser única y presume ser verdadera, o de alguna manera asume mostrarse superior a las demás y que posee exclusiva autoridad sobre otras religiones, o se atreve a perseguir a los creyentes de otras religiones para conversos suyos; de esta manera, dicha religión se torna intolerante para las demás. La “paz religiosa” [La hermandad] jamás podrá existir, a menos que todas las religiones estén muy deseosas de despojarse voluntaria y completamente de toda “autoridad eclesiástica”, y entreguen plenamente todo concepto de “soberanía espiritual” sólo al PADRE DE PADRES, porque sólo ÉL es SOBERANO ESPIRITUAL.

No podrán tener igualdad entre las religiones [libertad religiosa], a menos que todas las religiones consientan en transferir toda “soberanía religiosa” a un nivel súper humano, o sea al mismo PADRE CREADOR.

El Reino Divino en el corazón de los hombres está creando Una sola Religión; entonces, todos y cada uno de los grupos religiosos y todos los creyentes de diferentes religiones se liberarán de toda noción de “autoridad eclesiástica” -Libre de la soberanía religiosa.

El PADRE CREADOR es ESPÍRITU, y ÉL otorga un fragmento de Su propio Espíritu y lo envía a morar en el interno-corazón de cada hombre. Por ende, espiritualmente todos los hombres son iguales. El Reino Divino es libre de castas, clases, niveles sociales y de grupos económicos, etc... ¡TODOS SOMOS HERMANOS!.

Pero, desde el mismo instante en que se pierde de vista la SOBERANÍA ESPIRITUAL DEL PADRE DE PADRES, las religiones comienzan a afirmar su superioridad sobre las otras, y es cuando en lugar de paz en la tierra y buena voluntad entre los hombres, habrá sólo desacuerdos, recriminaciones, guerras entre religiones e inclusive guerras entre los mismos religiosos, y esto es evidente.

Los seres que gozan de “libre albedrío” y que se miran así mismos como iguales, y que se colocan conscientemente debajo de una “autoridad superior”, o sea de una “autoridad eclesiástica”, tarde o temprano caen en la tentación de probar su capacidad para imponer su poder y autoridad sobre otras personas o grupos. El concepto de “igualdad” trae Paz sólo en la mutua percepción de la SOBERANÍA DEL PADRE DE PADRES DEL PARAÍSO.

[Los religiosos de Urmia, en tiempos de Jesús, vivían juntos en relativa paz y tranquilidad, porque ellos habían renunciado completamente a toda noción de “soberanía religiosa”. Espiritualmente, todos ellos creían en la Soberanía Divina; y socialmente, la plena e indiscutible autoridad descansó en su presidente Cymboytón. Ellos sabían muy bien qué pasaría si alguno de ellos se declaraba maestro y tuviera la presunción de dominar a sus colegas. No puede haber paz religiosa e igualdad duradera en URANTIA hasta que todos los grupos religiosos del mundo renuncien libremente a toda noción de “favor divino”, de “pueblo elegido” y de “soberanías religiosas”. Sólo cuando se conciba al PADRE DE PADRES como la suprema y única voluntad de todos los hombres, entonces habrá paz en la tierra, y los hombres podrán vivir juntos como hermanos bajo el amparo de SU SOBERANÍA]. [Top]

1. LA SOBERANÍA POLÍTICA.

[Las enseñanzas de MICAEL (Jesús) sobre la verdadera SOBERANÍA DEL PADRE DE PADRES, fue complicada por la subsiguiente aparición de la religión formada en torno a su persona y de allí a las religiones del mundo. Sus exposiciones sobre la “soberanía política” se vieron complicadas en gran manera por la evolución política de las divisiones nacionales durante los últimos dos mil años. En la época de Jesús había solamente dos grandes potencias mundiales: el Imperio Romano en el occidente y el Imperio Han en el oriente; y estaban ampliamente separados por el reino de Parthian y otras tierras intermedias de las regiones del Caspio y Turkestan. Por lo tanto, en esta presentación, nosotros hemos contribuido a la sustancia de las enseñanzas del Maestro en Urmia, referentes a la “soberanía política”, dando al mismo tiempo la descripción esencial de estas enseñanzas en la medida en que se ajusta a la etapa especialmente crítica de la evolución de la soberanía política a dos mil años después de Cristo.].

Las guerras en el planeta tierra [URANTIA] seguirán todo el tiempo, mientras todas las naciones se aferren aún a las ilusorias nociones de la limitada “soberanía nacional”. Tan sólo hay dos niveles de relativa soberanía en un planeta habitado: El libre albedrío espiritual de cada individuo mortal y la colectiva soberanía de toda la humanidad. Entre el nivel del ser humano individual y el nivel de la humanidad en su totalidad, todas las agrupaciones y asociaciones son relativas y transitorias, y tienen valor sólo cuando engrandecen el bienestar y la evolución del progreso del individuo y de la humanidad al unísono -¡El Hombre y la Humanidad!.

Los religiosos deben recordar y comprender siempre, que la SOBERANÍA ESPIRITUAL DEL PADRE DE PADRES se sobrepone a todas las intermedias lealtades espirituales. Ha llegado el gran momento en que todos los gobernantes civiles del mundo aprendan a reconocer, aquí y ahora, de que el ALTÍSSIMO es el Único Gobernador en los reinos de los hombres.

Este GOBIERNO DEL ALTÍSSIMO en los reinos de los hombres, no es para el beneficio exclusivo de ningún grupo favorecido de mortales. No existe tal cosa como el “Pueblo Elegido”. El GOBIERNO DEL ALTÍSSIMO, el Supercontrolador de la evolución política, es un gobierno designado para proporcionar el mayor bien posible, para la máxima cantidad de seres posibles y por el mayor tiempo posible.

La Soberanía es Poder, y crece mediante la correcta organización. Ese crecimiento de la organización del “poder político” es justo y apropiado cuando abarca segmentos cada vez mayores de toda la humanidad. Pero ese mismo crecimiento de la organización política crea un problema entre la fase intermedia, entre la inicial y natural organización del poder político [La Familia] y la consumación final del crecimiento político [EL GOBIERNO GLOBAL DE LA HUMANIDAD, POR TODA LA HUMANIDAD Y PARA TODA LA HUMANIDAD].

Partiendo desde el poder paterno dentro del grupo familiar, la “soberanía política” evoluciona mediante la organización, y esto sucede a medida que las familias se van organizando en clanes consanguíneos que, por varias razones, se adhieren en unidades tribales [y son las agrupaciones políticas superconsanguíneas]. Y desde allí, mediante el comercio, el intercambio y la conquista, las tribus se unifican en “naciones”, y las naciones a veces se unen en un “imperio”.

A medida que la soberanía pasa de grupos más pequeños a grupos más grandes, las guerras disminuyen. Es decir que disminuyen las guerras menores entre naciones menores, pero aumenta el riesgo de guerras mayores entre las naciones que ejercen sus soberanías con más poder y con más extensión. Y finalmente, cuando todo el planeta es explorado y ocupado, cuando muchas naciones del mundo sean fuertes y poderosas, y cuando las naciones supuestamente soberanas se toquen en sus últimas fronteras, cuando sólo los océanos las separen, se habrá preparado el escenario para el gran salto evolutivo y al mismo tiempo el escenario para las potenciales guerras,¡La Gran Decisión!. Pues resulta que las así llamadas naciones presuntamente soberanas, no pueden tratarse sin generar contradicciones y provocar conflictos,¡La gran paradoja!, verdad?.

La dificultad en la evolución de la “soberanía política”, desde el núcleo familiar hasta la totalidad de la humanidad, radica en la inercia-resistencia exhibida en todos los niveles intermedios. Así, las familias en ocasiones han defendido a su clan, en tanto que los clanes y tribus retan subversivamente a la soberanía del estado territorial. Cada evolución nueva y progresiva de la soberanía política siempre es y ha sido estorbada y entorpecida por el «andamiaje» montado de las anteriores evoluciones de la organización política. Y esto es verdad, porque una vez que se moviliza a las lealtades humanas ya es muy difícil cambiarlas. O sea, la misma lealtad que hace posible la evolución de una nación, hace difícil también una nueva evolución para llegar a ser una súper nación -El estado territorial. Y así mismo la lealtad [el patriotismo] que hace posible la evolución de un estado territorial, este mismo patriotismo complica y obstruye enormemente el desarrollo evolutivo del GOBIERNO GLOBAL DE LA HUMANIDAD.

La “Soberanía Política” nace de la entrega del auto-determinismo, primero por el individuo dentro del núcleo familiar, y luego por las familias y los clanes en relación a la tribu y mayores agrupaciones o naciones. Estas progresivas transferencias y auto-determinismo, desde las organizaciones políticas más pequeñas a las cada vez más grandes y complejas, han seguido su curso prácticamente sin interrupciones desde el Oriente, desde el establecimiento de las dinastías Ming y Mogol. Y en el Occidente duró más de mil años este proceso, hasta el fin de la última Guerra Mundial, momento en que un desafortunado “movimiento retrógrado” revirtió temporalmente este proceso, pero luego se restableció la soberanía política entre los numerosos países pequeños de Europa.

La Tierra [URANTIA] no disfrutará de una paz verdadera hasta que las llamadas naciones soberanas, de forma inteligente y plena, entreguen sus poderes soberanos en las manos de la Hermandad de los Hombres –EL GOBIERNO GLOBAL DE LA HUMANIDAD. El internacionalismo, las ligas de las naciones, los pactos regionales, nunca podrán traer paz permanente para la humanidad. Las confederaciones mundiales de naciones podrán efectivamente prevenir las guerras menores, y podrán controlar aceptablemente a las pequeñas naciones, pero no podrán prevenir ni evitar las guerras mundiales, ni controlar a los tres, cuatro o cinco gobiernos más poderosos del mundo. Pues frente a conflictos reales, uno de estas potencias mundiales podría retirarse de la confederación para declarar la guerra. Es imposible prevenir que las naciones no vayan a la guerra, mientras éstas estén infectadas por el virus engañoso de la “soberanía nacional”. El “internacionalismo” es un paso que acerca a la dirección correcta. Una “fuerza policial internacional” podrá prevenir guerras menores, pero no tendrá ningún efecto en la prevención de guerras mayores.

Entre las naciones soberanas del mundo, en las circunstancias actuales, ha aumentado considerablemente la gran posibilidad y la necesidad urgente de manifestar EL GOBIERNO GLOBAL DE LA HUMANIDAD, debido a que la acelerada expansión global del hombre moderno ha llegado a rebasar todo tipo de límites y capacidades de sus ya obsoletos sistemas gubernamentales; además la desmedida competitividad ha colocado al mundo en una evidente concentración de supremacía de variadas naciones relativamente soberanas, ante las demás naciones menores, saturando y poniendo en riesgo el orden planetario. Para el bienestar común de todos los habitantes del planeta, todas las naciones tendrán que renunciar voluntariamente a las prerrogativas de la soberanía, para crear un núcleo esencial de una nueva potencia supernacional que sirva de base para la gestación de la verdadera soberanía de toda la Humanidad.

La Paz no vendrá a la tierra [URANTIA] hasta que todas las llamadas naciones soberanas entreguen su poder de declarar la guerra en manos de un Gobierno Representativo de Toda la Humanidad. La “Soberanía Política” es innata en los pueblos del planeta. Cuando todos los pueblos del planeta, unidos, manifiesten un GOBIERNO MUNDIAL, sólo entonces tendrán el derecho y el poder de hacer SOBERANO a dicho GOBIERNO GLOBAL; y cuando ese Gobierno Representativo y Democrático del mundo controle con su poder las fuerzas terrestres, aéreas y navales, LA PAZ reinará en la tierra y prevalecerá la Buena Voluntad entre los hombres, pero no antes.

Podemos utilizar una ilustración importante de los siglos diecinueve y veinte: Los 50 estados de la Unión Federal Norteamericana viven en relativa paz interna desde hace mucho tiempo, ya no hay guerras entre ellos. Cada estado ha renunciado a su soberanía, entregándosela a un “gobierno federal”, y a través del arbitraje de guerra, ellos lograron abandonar toda pretensión ilusoria del “auto-determinismo”. Aunque cada uno de los estados regula sus asuntos internos, no se ocupa de las relaciones exteriores, aranceles, inmigración, asuntos militares, ni comercio interestatal. Los estados individuales, tampoco se ocupan de los asuntos de la ciudadanía. Los 50 estados, sólo sufren los azotes de guerra cuando se encuentra de alguna manera en peligro la soberanía del “gobierno federal”.

Estos 50 estados, al abandonar el doble sofisma de la soberanía y el libre auto-determinismo, disfrutan de la paz y de la tranquilidad interestatal. Así, poco a poco las naciones de URANTIA comienzan a disfrutar de una “paz relativa”, y esto sucederá a nivel global, cuando se renuncie libremente a la soberanía para confiársela al GOBIERNO GLOBAL DE LA HUMANIDAD -Que es la gran Soberanía de la Hermandad de los Hombres. Entonces, en este gran ESTADO GLOBAL, las naciones más pequeñas serán tan poderosas como las más grandes; algo así como el pequeño estado de Rhode Island que tiene sus dos senadores en el Congreso norteamericano, tan igual al que posee el estado de New York con su gran población, o el estado de Texas con su gran territorio.

La limitada soberanía [estatal] de estos 50 estados, fue instituida por los hombres y para los hombres. La soberanía superestatal [nacional] de la Unión Federal Norteamericana fue creada por los primeros trece estados para su propio beneficio, y para el beneficio de los hombres. Del mismo modo, ha llegado el gran momentum para todas las naciones del mundo de gestar ¡Aquí y Ahora!, de una vez y para siempre, la soberanía supernacional del Gobierno Planetario, pero un GOBIERNO GLOBAL DE LA HUMANIDAD DE ORDEN LUZ Y AMOR para su propio beneficio, y para el beneficio de todos los hombres de toda la faz de la tierra.

Los ciudadanos planetarios no han nacido para el beneficio de los gobiernos; los “gobiernos” son organizaciones creadas para el beneficio de los ¡Hombres!. La evolución de la “soberanía política” debe ir paralela a la Soberanía de Todos los Hombres. Todas las otras soberanías son relativas en valor, intermedias en significado y subordinadas en status.

Con el progreso científico, las guerras son cada vez más y más devastadoras, hasta convertirse prácticamente en un amenazador suicidio interracial. ¿Cuántas guerras mundiales habrán de librarse?, ¿Cuántas ligas de naciones habrán de fracasar todavía, antes de que los hombres tengan la buena voluntad de establecer el GOBIERNO GLOBAL DE LA HUMANIDAD, y de comenzar a disfrutar de las bendiciones de una Paz permanente y la tranquilidad de la Buena Voluntad [Buena Voluntad Planetaria] entre los hombres?. [Top]

2. LA LEY, LA LIBERTAD Y LA SOBERANÍA.

¡Si un hombre desea la libertad, la libertad verdadera, él debe recordar que Todos los hombres también tienen el deseo de liberación!. Los grupos humanos amantes de la libertad, no pueden vivir juntos y en paz sin convertirse en subordinados a leyes, reglas y regulaciones que otorgue a cada persona el mismo grado de liberación, y al mismo tiempo que salvaguarde un equivalente grado de liberación para todos sus prójimos mortales; de lo contrario, si un hombre ha de ser absolutamente libre, entonces otro se tornará en esclavo absoluto. La naturaleza relativa de la libertad es verdad, -socialmente, económicamente y políticamente-. La Liberación es el regalo de la civilización, hecha posible por la subordinación a la LEY.

La Religión Global hace posible espiritualmente la realización de la Hermandad del hombre, pero se requerirá del GOBIERNO GLOBAL DE LA HUMANIDAD que regule los problemas sociales, económicos y políticos, asociados con la meta de la felicidad y eficiencia humana. Mientras tanto: “Habrá guerra y rumores de guerras”, una nación se alzará contra otra nación todo el tiempo que esté dividida la soberanía política mundial por un reducido grupo de estados-naciones. El ejemplo de relativa paz, es el caso de Inglaterra, Escocia y Gales que finalmente después de tanto guerrearse entre sí, decidieron ceder sus respectivas soberanías al Reino Unido.

De no crear las condiciones para la gestación externa de un Nuevo Orden Mundial, entonces otra guerra mundial interrumpirá al mundo para enseñar a las así llamadas naciones soberanas a conformar algún tipo de federación, creando las condiciones necesarias para prevenir las guerras internas y las guerras entre las naciones. Pero entre los límites de la civilización y en los preludios de una supercivilización, aquellas guerras mundiales surgirán amenazadoras hasta que finalmente se manifieste externamente el GOBIERNO GLOBAL DE LA HUMANIDAD. La Soberanía Mundial prevendrá guerras mundiales, ¡No hay otra salida!.

Los 50 estados libres norteamericanos conviven en relativa paz. Entre los ciudadanos de estos 50 estados se encuentran todas las diversas nacionalidades y razas del mundo; sin embargo en sus respectivos países ellos están en pugna interna constantemente. Entre los norteamericanos se encuentran casi todas las religiones, sectas religiosas y cultos de todo el mundo, y todos pueden convivir en relativa paz. Lo cual sucede simple y llanamente porque estos 50 estados han renunciado a su “soberanía”, abandonando toda noción embaucadora del así llamado derecho al “auto determinismo”.

¡No es cuestión de armamentos o de desarme mundial si elementos retrógrados aún poseen ventajas dentro de la administración gubernamental!. ¡Tampoco es cuestión de servicio militar obligatorio o voluntario, pues nada de aquello mantendrá la paz mundial. Si le quitamos a todas las naciones poderosas todas las armas mecánicas modernas y todos los tipos de explosivos, mas en su condición de hombres no libres del “ego”, seguirán peleando y haciendo guerras hasta con piedras y palos, todo el tiempo que sigan teniendo la ilusión del divino derecho de la soberanía nacional.

¡La guerra no es la más grande y terrible enfermedad que tiene el hombre!, la guerra es un síntoma, es un resultado. La verdadera enfermedad es el “virus mental” de la soberanía nacional.

Las naciones de la tierra [URANTIA] aún no han poseído una verdadera Soberanía, aún no han tenido una soberanía que los proteja de los estragos y devastaciones de guerras internas y mundiales. Pero con la creación de un GOBIERNO GLOBAL DE LA HUMANIDAD, las naciones no dejan su soberanía como tal, sino que entregan su soberanía nacional a favor de una real SOBERANIA MUNDIAL verdadera y permanente, y que de ahí en adelante los proteja de toda condición de guerra. Entonces, los asuntos locales serán administrados por los Gobiernos Locales, los asuntos nacionales por los Gobiernos Nacionales, los asuntos internacionales serán administrados por el GOBIERNO GLOBAL.

La “paz mundial” no podrá ser mantenida por tratados, por diplomacia, política exterior, alianzas, equilibrio de poderes, ni por otras medidas paliativas relacionadas con las soberanías del nacionalismo. La LEY MUNDIAL ha de nacer y ha de ser puesta en vigencia por un GOBIERNO GLOBAL: ¡LA SOBERANÍA DE TODA LA HUMANIDAD!.

El individuo podrá disfrutar muchísimo más bajo un GOBIERNO GLOBAL. Hoy en día, los ciudadanos de todas las naciones son forzados, regulados y controlados casi opresivamente, y muchas de las presentes interferencias con las libertades individuales se desvanecerán cuando los gobiernos nacionales tengan la Buena Voluntad de confiar su relativa soberanía a los asuntos internacionales en las manos del GOBIERNO GLOBAL DE LA HUMANIDAD.

Bajo el GOBIERNO GLOBAL, les será permitida a las distintas naciones una real oportunidad de realizar y disfrutar de las Libertades Personales y de la genuina Democracia; entonces, la falacia de la “auto determinación” habrá concluido. Con la regulación mundial de una sola MONEDA GLOBAL y del comercio basado en el INTERCAMBIO RÍTMICO BALANCEADO, vendrá la Nueva Era de la PAZ MUNDIAL: Pronto evolucionará entre hermosas tareas evolutivas para lograr un sólo IDIOMA GLOBAL, elevando la semántica idiomática para facilitar la comunicación electrostática de Ser a Ser, también se podrá iniciar con resolución la conformación de una sola RELIGIÓN GLOBAL.

La “seguridad grupal o colectiva” nunca podrá garantizar la paz, hasta que la colectividad incluya a toda la humanidad.

La “Soberanía Política” de un Gobierno Representativo de toda la Humanidad traerá una paz duradera en la faz de la tierra y permitirá la espiritual hermandad del hombre, asegurando para siempre la Buena Voluntad entre Todos. Y¡No existe otra manera de realizar la paz en la tierra y la buena voluntad entre los hombres!...

[Después de la partida de Cymboytón, sus hijos encontraron grandes dificultades para mantener la paz en el cuerpo docente, en Urmia. Las enseñanzas de Jesús, dadas al mundo desde Urmia, habrían sido mucho más contundentes si los líderes cristianos, posteriormente incorporados al cuerpo docente de Urmia, hubieran manifestado más sabiduría y ejercido más flexibilidad].

[El hijo mayor de Cymboytón recurrió a Abner en Filadelfia para que le ayudara, pero desafortunadamente los líderes que Abner eligió resultaron ser de caracteres inflexibles e intransigentes. Estos líderes gestionaban para que su religión dominara sobre todas las otras creencias. Jamás sospecharon que las tan mentadas conferencias del gran “conductor de caravanas” habían sido dictadas por el mismísimo maestro MICAEL DE SALVINGTON [Jesús de Nazaret]].

[Al aumentar la confusión dentro del cuerpo docente, los tres hermanos retiraron su apoyo financiero y al cabo de cinco años esta academia fue cerrada. Posteriormente volvió a abrir sus puertas, pero como templo Mitráhico, el cual desapareció en un incendio como resultado de una de sus celebraciones orgiásticas].

[Top]

*******