***LA LEY SUPREMA DEL PADRE DE TODOS LOS PADRES***
-URANTIA-

El PADRE DE TODOS LOS PADRES Gobierna a través de SUS HIJOS, descendiendo a través de Organizaciones Universales. Existe una colosal serie de Gobernantes Descendientes que culmina en los Príncipes Planetarios, quienes dirigen los destinos de todas los planetas evolutivos del vasto dominio del PADRE DE PADRES; ellos plasman la Voluntad Divina; tal como afirma las expresiones poéticas: “Del Señor es la tierra y su plenitud”, “Los Altíssimos Gobiernan en los reinos de los hombres”...

En los asuntos individuales de cada ser humano, pueda que el PADRE UNIVERSAL no obtenga la respuesta a Su Voluntad; pero en la conducta y destino del conjunto humano, de los Planetas, del Cosmos, etc., el PLAN DIVINO siempre prevalece; o sea el propósito eterno de la Sabiduría y del Amor siempre triunfa.

MICAEL [Jesús] dijo: “El Padre que me Envió, es el más grande de todos y nadie podrá arrebatar nada de Sus manos”... Si tú vislumbras las múltiples obras del PADRE DE PADRES y contemplas la inmensidad maravillosa de la creación infinita, entonces te sorprenderías y vacilarías en tus conceptos de supremacía; pero no vacilarías en aceptar al PADRE CREADOR como firme y eternamente entronizado en el Centro del Paraíso de todas las cosas y como PADRE PROTECTOR de todos los seres inteligentes. No hay sino UN SÓLO PADRE DE TODOS, que está por encima de Todo y en Todo, ¡ÉL ES ANTES DE TODAS LAS COSAS Y EN ÉL RADICAN TODAS LAS COSAS!.

Toda incertidumbre de la vida y vicisitudes de la existencia no contradicen la SOBERANIA DEL PADRE DE PADRES. Así, la vida de todas las creaturas evolutivas[humanas] está acechada por circunstancias o retos inevitables; veamos algunos retos y logros:

  1. ¡Si anhelas el Valor!, [Fuerza del Carácter] -entonces las Leyes del Destino harán que tú convivas en un ambiente de constantes situaciones de desencantos, desilusiones, etc.; pero nunca superior a tí; recuerda que éste mundo es un Planeta-Escuela.
  2. ¡Si anhelas el Altruismo!, [Servir al Prójimo] -entonces la experiencia de vida cotidiana deberá proporcionarte el encuentro con situaciones de desigualdad humana, abandono, infortunios, abusos, etc.
  3. ¡Si anhelas la Esperanza!, [Magnitud de la Confianza] -aquí, las experiencias cotidianas te proporcionarán situaciones en que deberás enfrentarte muy tenazmente con la inseguridad, desaciertos e incertidumbres.
  4. ¡Si anhelas la Fe!, [Suprema Afirmación del Pensamiento Humano] -entonces se pone a prueba tu capacidad mental, y te hallarás entre dificultades confusas, en donde sabes menos de lo que puedes creer.
  5. ¡Si anhelas el Amor a la Verdad!, [Gran Disposición de Conocer el Plan Divino] -entonces tus experiencias de vida cotidiana se desenvolverán entre situaciones en donde el error estará presente y la falsedad siempre será posible.
  6. ¡Si anhelas lo Ideal!, [Conceptos Inmaculados] -entonces convivirás entre muchas situaciones de bondad y belleza “relativas”, que te insten a anhelar impostergablemente mejores situaciones de vida evolutiva que te ayuden a no apegarte a lo transitorio, ilusorio o falso.
  7. ¡Si anhelas la Lealtad!, [Deber Cósmico] -entonces estarás sitiado por las posibilidades de traición y deserción. La gran victoria en esta importante experiencia nos confiere la Ciudadanía Universal.
  8. ¡Si anhelas la Ausencia del Egoísmo!, [Amor al Prójimo] -entonces convivirás con el incesante clamor del “ego” que exige consideración hasta su causa raíz. El hombre no lograría la rectitud si no existiera en él un “mal potencial” que contraste su opuesto; así está Ordenado el universo y en evadirlo está el dolor y el sufrimiento, y desconocerlos es estar de espalda a la Realidad.
  9. ¡Si anhelas la Felicidad!, [Plenitud del Ser] -entonces convivirás en un mundo en que la alternativa del dolor y la probabilidad del sufrimiento son posibilidades experienciales siempre presentes, hasta el logro de la verdadera Felicidad.

Este es un Planeta-Escuela en donde sus Leyes rigen el comportamiento humano; y cuales maestros, todos los días entregan sus lecciones y experiencias para la evolución; Las lecciones no cesan en exteriorizarse porque éstas ayudan a transformar el alma, tornando sus valores en Frutos del Amor. No es posible evitar las experiencias-lecciones o retos que ofrece la Vida. Aquellos que ya se están dando cuenta de esta realidad, están evolucionando y ya no sufren más y ya no tienen afectación.

La Supervivencia del Alma está basada en la cooperación con el Plan Divino y con el Propósito del Todo; lo que equivale tener el gran deseo sincero y disposición perfecta de hacer la Divina Voluntad del Padre. Pues un mundo evolutivo sin error sería un mundo sin Inteligencia Libre. Claro que en el UNIVERSO DE HAVONA hay mil millones de mundos perfectos, con habitantes perfectos, producto de eternas evoluciones; pero el hombre evolutivo debe ser falible si ha de ser libre; y debe conquistar su libertad porque es “Perfectible”. Pues la inteligencia inexperta no puede desde el principio ser sabia. La posibilidad de un juicio erróneo se convierte en “falta” sólo cuando la voluntad humana apoya y adopta a sabiendas un juicio deliberadamente inmoral.

La profunda valoración de la VERDAD, BONDAD y BELLEZA es inherente a la perfección del Universo Divino. Los habitantes de HAVONA [Centro de todos los Universos] no requieren de potenciales niveles relativos de valor como estímulo para su elección; pues tales seres perfectos pueden identificar y elegir lo correcto en ausencia de toda situación moral contrastante y que obligue a analizar. Pero todos estos seres perfectos son de naturaleza moral y de estados espirituales, y son así en virtud al hecho de su existencia. Ellos han logrado un avance experiencial solamente dentro de su estado inherente. Sin embargo, el hombre mortal logra su candidatura a la ascensión por su propia fe y esferanza. Todo lo divino que la mente humana logre comprender y que el alma adquiere es una realización experiencial universal; esto es una gran verdad de experiencia íntima y que por lo tanto es una posesión Ideal, en contraste con la bondad y rectitud inherentes en las personalidades de HAVONA que nunca yerran. Esto hace interesante al hombre del espacio y tiempo.

Las creaturas de HAVONA son naturalmente valientes, pero no valerosos como el ser humano de experiencias del espacio y tiempo. Estos seres de HAVONA son dulces y considerados, pero difícilmente altruistas a la manera humana. Ellos permanecen en la eternidad agradable, pero no con la esferanza de manera exquisita que confían los mortales en estas esferas evolutivas inciertas, como la Tierra. Ellos tienen fe en la estabilidad del universo, pero no como la fe salvadora por la cual el hombre mortal asciende desde su condición animal hasta las puertas del Paraíso. Ellos aman la verdad, pero no alcanzan a experienciar las cualidades redentoras del alma encarnada en la materia. Son arquetipos divinos, así nacieron; pero no tienen el éxtasis de llegar a serlo por elección legítima y vivificante. Ellos son leales, pero no han experimentado la emoción de la devoción sincera e inteligente al Deber frente a la tentación del incumplimiento.

Ellos son altruistas en esos elevados niveles, pero no han experimentado las situaciones magníficas de la conquista de un “yo” beligerante. Disfrutan del gozo, pero no han experienciado la dulzura del gozo de trascender el dolor y el sufrimiento potencial. [Con la colaboración de un Consejero Divino].

[Top]

*******